Pashinián saborea su victoria y su rival se prepara para impugnar los comicios

Ereván, 21 jun (EFE).- El líder armenio en funciones, Nikol Pashinián, saboreaba hoy el triunfo de su partido en las elecciones parlamentarias anticipadas del domingo, su primera gran victoria tras la derrota del país en la guerra de Nagorno Karabaj, si bien la oposición ha prometido aguarle la fiesta e impugnar el resultado.

"El partido Pacto Cívico tendrá la mayoría constitucional en el nuevo Parlamento y formará un Gobierno bajo mi liderazgo", escribió este lunes Pashinián en su cuenta de Facebook.

Según los datos preliminares de la totalidad de las papeletas escrutadas, la formación del político liberal, Pacto Cívico, obtuvo el domingo el 53,92 % de los votos, lo que le permite acceder a 71 de los 107 escaños del nuevo Parlamento.

KOCHARIÁN NO ACEPTA LA DERROTA

El bloque opositor "Armenia", del expresidente conservador Robert Kocharián, anunció hoy que impugnará los resultados de los comicios.

La alianza "recurrirá al Tribunal Constitucional, pero también llevará a cabo consultas con otros participantes en las elecciones para abordar la posibilidad de un recurso conjunto", explicó en un comunicado la fuerza política, que obtuvo un 21,04 % de los votos.

Según el bloque opositor, que obtuvo 29 escaños en la Asamblea Nacional armenia, las autoridades hicieron "amplio uso" del recurso administrativo, llegando a "intimidar" a los electores.

La fuerza política también denuncia falsificaciones y entrega de "sobornos disimulados" en algunas regiones armenias para animar a los ciudadanos a votar por el partido gubernamental, entre otras supuestas irregularidades.

Más tarde, también el bloque "Tengo el Honor", del tercer presidente armenio, Serge Sargsián, que obtuvo el 5,23 % de los votos y contará con 7 escaños, dijo que tampoco reconoce el resultado de las elecciones, que pretenden "legitimar las pérdidas humanas y territoriales" de Armenia en Nagorno Karabaj.

Armenia perdió en la guerra del año pasado contra Azerbaiyán aproximadamente el 70 % de los territorios que controlaba en Nagorno Karabaj y zonas aledañas desde la guerra de comienzos de la década de los 90.

El conflicto de 44 días dejó asimismo más de 4.000 muertos en el lado de Armenia.

A FAVOR Y EN CONTRA

En las calles de Ereván se podía escuchar hoy opiniones encontradas acerca de la victoria de Pacto Cívico.

El pensionista Gurguén dijo a Efe que había votado a favor de la fuerza gubernamental, pero es porque "los otros son peores".

"Voté a Nikol. No podemos permitir el retorno de los de antes", dijo en alusión a Kocharián, que gobernó Armenia entre 1998 y 2008 y fue criticado por el aumento de la corrupción en el país durante su gestión.

La vendedora de un puesto callejero de frutas Nina no estaba de acuerdo. "No ha ganado el que yo quería", señaló disgustada.

"Necesitamos a un gobernante más patriota, alguien como Kocharián, que no vaya regalando el poco territorio que nos queda", agrega en relación a la derrota de Armenia en el Karabaj.

LA OSCE ELOGIA LAS ELECCIONES

Las denuncias de la oposición contradicen no obstante el informe preliminar de los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE).

"La conclusión es que las elecciones fueron competitivas y bien gestionadas en general en un breve periodo de tiempo", dijo en rueda de prensa la jefa de la delegación de la OSCE, Kari Henriksen.

Los votantes, agregó, tuvieron diversas opciones y los derechos fundamentales y las libertades fueron generalmente respetados.

Según la OSCE, hubo algunas "irregularidades técnicas" de carácter menor, que sin embargo no influirán en el resultado de las elecciones, dijo el jefe de la delegación de la APCE, George Katrougalos.

El Kremlin calificó a su vez de "convincente" el triunfo del partido de Pashinián y felicitó "al pueblo armenio con su elección".

El portavoz presidencial, Dmitri Peskov, confió en que el resultado de los comicios permita a los armenios superar la crisis que vive el país y tomar un camino de desarrollo.

Entre otros aspectos, a través de la implementación del acuerdo del alto el fuego en Nagorno Karabaj, promovido en noviembre pasado por Rusia y que prevé, entre otras medidas, el desbloqueo de las comunicaciones en el Cáucaso Sur.

TENDER PUENTES

Con la crispación vigente y dos realidades paralelas que existen ahora en Armenia, una de las principales tareas del Gobierno de Pashinián consiste en la necesidad de tender puentes.

Y eso cuando el apoyo que recabó en estas elecciones es menor que hace tres años, cuando contaba con el respaldo de 70,43 % en las elecciones parlamentarias anticipadas.

De la capacidad de las autoridades de manejar la situación actual depende, en gran medida, si el país podrá combatir la polarización actual para abrir una nueva página en su historia.

CELEBRACIÓN EN EREVÁN

En esta línea, Pashinián celebró este lunes su victoria ante miles de seguidores en la céntrica plaza de la República de Ereván y aseguró que las autoridades están dispuestas a dialogar con todas las fuerzas políticas, incluidos sus adversarios.

"Estamos tendiendo la mano (a nuestros rivales en las elecciones) para consolidar a la nación", dijo el político desde una tribuna en la que estuvo acompañado por decenas de correligionarios del Pacto Cívico.

Pashinián aseguró que las elecciones permitieron dar por zanjada la crisis que estalló en Armenia tras la guerra en Nagorno Karabaj al tiempo que prometió que Ereván continuará luchando por "una solución justa" del asunto karabají.

Anush Janbabian

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.