Paseaban al perro por la playa y encontraron un avión de la Segunda Guerra Mundial

LA NACION

Debi Hartley y Graham Golden son una pareja que se encontraba paseando a su perro Bonnie por una playa de la localidad de Cleethorpes, en Inglaterra, cuando de golpe divisaron algo sobre la arena que les llamó la atención. Y no era para menos, ya que al acercarse para ver de qué se trataba descubrieron que eran los restos de un avión perteneciente a la Real Fuerza Aérea (RAF) británica, que había caído allí durante la Segunda Guerra Mundial, unos 76 años atrás.

Fue precisamente la RAF la que confirmó que la nave pertenecía a su flota y que se trataba de un Bristol Beaufighter -denominado informalmente Beau-, cuyo número de serie aparentemente sería JM333, perteneciente al Escuadrón 254 de la aviación militar británica. La misión de estos aviones era la de volar por las noches en las costas del mar del Norte para bombardear barcos enemigos.

Al hacer la reconstrucción de la historia, y sobre todo, del vuelo final de esta aeronave, en la RAF informaron que poco después de su despegue de la base de North Coates, en el condado de Lincolnshire, sus motores explotaron. Entonces debió realizar un aterrizaje de emergencia "sin ruedas" justo en la playa de Cleethorpes -en el mismo condado- donde Debi, Graham y el perro Bonnie lo hallaron 76 años más tarde.

Debi, habitante de Cleethorpes de 51 años, contó cómo fue el hallazgo. "Estábamos en una caminata en la playa con el perro cuando vimos unos objetos inusuales. Mi pareja caminó años por esta playa y nunca había encontrado algo así. Fue inesperado e increíble", dijo la mujer al medio británico Metro.

La mujer contó que ella y su pareja Graham, de 54 años, estuvieron unos 45 minutos la tarde del lunes pasado contemplando su hallazgo "de uno en un millón", como lo definió la mujer. "Se siente como si hubieras tropezado con un poco de historia, fue simplemente increíble", agregó. La mujer señaló también que luego de encontrar el avión buscaron información sobre los Beau y que tanto Graham como ella no hablan de otra cosa desde entonces.

El particular hallazgo trajo consigo una buena noticia. El jefe de colecciones del Museo de la RAF en Londres, Ian Thirsk, señaló que tanto el piloto de ese avión, el Sargento A.W. Burgorough, como su navegante sobrevivieron al accidente. "El 21 de abril de 1944, el JM333 sufrió la falla de ambos motores luego del despegue en North Coates. La tripulación resultó ilesa y escapó a un lugar seguro", dijo Thirsk.

"El avión sufrió una falla del motor de estribor a 500 pies durante un vuelo de familiarización- señala el reporte oficial-. Esto obligó al piloto a hacer un aterrizaje forzoso en la playa en las afueras del perímetro del campo de aviación".

Los Bristol Beaufighter se introdujeron por primera vez en la guerra el 27 de julio de 1940 y se construyeron casi 6000 entre 1940 y 1946.