¿Qué pasa con la planta nuclear de Zaporiyia?

·2  min de lectura
Un hombre camina sobre los escombros de una casa después de un ataque ruso en Sloviansk, Ucrania, el martes 6 de septiembre de 2022. (AP Foto/Leo Correa) (ASSOCIATED PRESS)

La planta nuclear ucraniana de Zaporiyia, construida en la época soviética y una de las 10 más grandes del mundo, se ha visto envuelta en combates entre soldados de Rusia y Ucrania en las últimas semanas, avivando temores de una catástrofe nuclear.

A continuación, un vistazo a la situación actual:

¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN ESTOS MOMENTOS?

La central cuenta con seis reactores, de los cuales sólo uno se encontraba en operaciones hasta el lunes.

Hasta el momento, los ataques con proyectiles no han dañado los reactores de la central ni los depósitos de combustible nuclear gastado, pero sí han afectado en varias ocasiones algunos equipos auxiliares.

El lunes, la central quedó aislada de la red eléctrica de Ucrania luego de que su última línea de transmisión fuera desconectada debido a un incendio causado por los proyectiles de artillería.

Mientras se realizan las reparaciones, el único reactor en operaciones de la planta generaba la electricidad que la planta requiere para su seguridad en "modo isla".

Dos inspectores del organismo de vigilancia atómica de la ONU han permanecido en la planta después de que un equipo más numeroso visitara las instalaciones la semana pasada.

¿CUÁLES SON LAS POSIBLES AMENAZAS?

Los combates en los alrededores de la planta han avivado temores de que ocurra un desastre similar al de Chernóbil, donde un reactor explotó y emitió niveles letales de radiación que contaminaron un área muy extensa en el peor accidente nuclear de la historia.

Los expertos indican que, aunque los edificios que albergan los reactores de la central de Zaporiyia están protegidos por hormigón armado que podría resistir artillería o proyectiles errantes, una interrupción en el suministro eléctrico podría dejar fuera de servicio los sistemas de refrigeración, que son esenciales para la seguridad de los reactores.

Los generadores diésel de emergencia pueden resultar poco fiables.

“Si se pierde la electricidad en medio de la guerra, entonces estamos en un territorio desconocido”, afirma Paul Dorfman, experto en seguridad nuclear de la Universidad de Sussex, en Inglaterra.

¿QUÉ ES EL “MODO ISLA”?

Las operaciones en “modo isla” suministran energía para eliminar el calor residual de los núcleos de los reactores y las piscinas de combustible gastado.

Los expertos aseguran que esta modalidad es muy poco confiable.

Mycle Schneider, consultor político independiente y coordinador del Informe sobre el Estado de la Industria Nuclear Mundial, dijo que si los generadores diésel fallan, podría producirse una fusión del núcleo en cuestión de horas.

Si el reactor ya se encuentra apagado, el riesgo depende de cuánto tiempo haya pasado desde que se desconectó. Cuanto menos tiempo haya transcurrido, mayor será la necesidad de refrigeración, dijo Schneider.

Aunque el depósito que contiene el combustible gastado de Zaporiyia se encuentra dentro de la zona de contención de la planta, un accidente grave en el reactor también podría afectar el depósito.

“El combustible que se irradia se sobrecalienta y se incendia espontáneamente si se expone al aire y deja de enfriarse”, dijo Schneider.