Anuncios

Partisanos bielorrusos dicen haber volado un avión militar ruso cerca de Minsk

27 feb (Reuters) - Activistas antigubernamentales bielorrusos afirmaron el domingo que habían hecho estallar un sofisticado avión de vigilancia militar ruso en un ataque con drones en un aeródromo cercano a Minsk, la capital bielorrusa, una afirmación que ni Rusia ni Bielorrusia confirmaron.

El avión, un Beriev A-50, conocido como "Mainstay" en el argot de la OTAN, es un aparato de alerta temprana aerotransportado con capacidades de mando y control y que puede rastrear hasta 60 objetivos a la vez.

Bielorrusia, firme aliado de Rusia, ha permitido a Moscú utilizar su territorio para lanzar ataques contra Ucrania, aunque hasta ahora se ha abstenido de implicarse de manera directa en la guerra.

"Fueron drones (los que llevaron a cabo el ataque). Los participantes en la operación son bielorrusos", dijo Aliaksandr Azarov, líder de la organización antigubernamental bielorrusa BYPOL, en la aplicación de mensajería Telegram de la organización y en el canal de noticias Belsat, con sede en Polonia. Azarov no aportó pruebas inmediatas que respaldaran su afirmación.

La BYPOL, que incluye a antiguos agentes del orden que apoyan a políticos de la oposición, ha sido calificada de organización terrorista por Minsk. Belsat es una emisora polaca centrada en noticias bielorrusas que Minsk también ha tachado de extremista.

El Kremlin declinó hacer comentarios sobre la afirmación de Azarov, asegurando que el supuesto incidente habría ocurrido en territorio de Bielorrusia, que, según dijo, lo había negado. No hubo respuesta inmediata a las peticiones de comentarios de los ministerios de Defensa bielorruso o ruso.

Franak Viacorka, asesor de la líder de la oposición bielorrusa, Sviatlana Tsikhanouskaya, afirmó en Twitter que dos "partisanos" bielorrusos participaron en el ataque a la base aérea de Machulishchy, en las afueras de Minsk.

Según dijo, los drones dañaron las partes delantera y central del avión A-50, incluida la antena de radar y la aviónica de la aeronave. Las dos personas que perpetraron el ataque se encontraban ahora a salvo fuera de Bielorrusia, declaró.

(Reporte de Lidia Kelly en Melbourne; editado en español por Carlos Serrano)