El PP solo teme una cosa en Andalucía, creer que ya ha ganado

·3  min de lectura
El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla (PP), lidera todas y cada una de las encuestas del 19-J con holgura. (Photo by Jesus Merida/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla (PP), lidera todas y cada una de las encuestas del 19-J con holgura. (Photo by Jesus Merida/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

La historia está plagada de sonoras derrotas a causa del exceso de confianza. Le sucedió a Napoleón Bonaparte en Waterloo cuando, en junio de 1815, despreció a sus adversarios tras haber encadenado varias victorias parciales previas. También al general Cao Cao del ejército imperial chino quien, en el año 208, se vio vencedor antes de tiempo en la batalla de los Acantilados Rojos. Y acabó viendo cómo su ejército de 200.000 hombres caía frente a los 50.000 soldados de los estados del Sur tras pecar de soberbia. Que te regalen los oídos es lo que tiene. Y en el PP andan un poco mosca.

Tras el nombramiento de Alberto Núñez Feijóo como presidente nacional, no ha habido semana en la que los populares no hayan leído un mínimo de dos sondeos en los que se les informaba de su crecimiento. El auge del voto conservador se ha extendido a Andalucía, donde este domingo se celebran unas importantes elecciones de cara a los comicios generales de 2023. Hasta el CIS disparó ayer las posibilidades del PP en una encuesta flash en la que, sin dar escaños, colocó a Juanma Moreno 12 puntos por delante del candidato del PSOE, Juan Espadas.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Los populares aparecen destacados en primera posición para repetir cuatro años más al frente de la Junta. Y los dos debates electorales no han hecho más que refrendarlo. Los socialistas, de hecho, no tendrían ninguna opción de recuperar el poder. Aunque lograsen sumar los apoyos de los dos partidos de izquierdas, quedarían lejos de la mayoría.

Y en la zona de la derecha, las diferencias son tales que Vox no podría reclamar demasiadas contrapartidas en forma de consejerías ya que el PP tienen en su mano una victoria holgadísima. El 'efecto Olona' parece haber pinchado en la extrema derecha mientras que, en zonas más moderadas, Ciudadanos apenas aspira a sobrevivir por la mínima.

Tanto triunfalismo preocupa en Génova. No quieren ni oír hablar de que el partido está ganado y, temiéndose una desmovilización de última hora de votantes convencidos de la victoria, han dado instrucciones para que nadie se salta la votación. No valen excusas. Ni la ola de calor que anima a acercarse este fin de semana a la playa en busca de temperaturas más agradables. Ni el puente de 4 días que se celebra en Granada por la festividad del Corpus.

El candidato del PP, Juanma Moreno, ha dado instrucciones para que su ejército de militantes esté listo para entrar en acción sin excusa. Todos los votos introducidos en las urnas cuentan. Más aún este 19-J en el que, si se confirma el cambio de ciclo, el PSOE puede salir tocado, y quizás hundido, a un año vista de las elecciones generales.

Algo más de 365 días que se le pueden hacer demasiado largos a Pedro Sánchez -a quien ya se le coloca en Europa para evitar presentarse a la reelección- apareciendo en caída libre en las encuestas que, semanalmente, publicará la prensa afín a Feijóo, y con sus socios enfadados y dificultándole aprobar nuevas leyes en el Congreso de los Diputados.

En vídeo | Feijóo: "Se puede ser socialista y votar a Juanma Moreno"

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.