El partido que lideró la independencia india, en caída libre 75 años después

·3  min de lectura

Nueva Delhi, 25 ago (EFE).- El veterano político Ghulam Nabi Azad, miembro del INC por más de cinco décadas, anunció esta mañana su renuncia en una dura carta en la que culpó a Rahul Gandhi, el delfín de la dinastía india Nerhu-Gandhi, de demoler la formación.

Después de que el Partido del Congreso (INC) liderase la lucha hace 75 años por la Independencia de la India, la popularidad de esta formación política liderada por la dinastía Nehru-Gandhi se encuentra en su punto más bajo, con severas fisuras internas que abocaron este viernes a la fuga de uno de sus pesos pesados.

Este hijo, nieto y bisnieto de gobernantes indios (Rahul Gandhi) ha abocado al histórico Partido del Congreso a la irrelevancia con su "comportamiento infantil" y por dejar que una "camarilla de aduladores sin experiencia" dirijan el partido, afirmó Azad, ministro en múltiples ocasiones entre los años ochenta y 2014.

Azad atacó con dureza al nieto de Indira Gandhi, con la que trabajó estrechamente hasta que su hijo, Rajiv Gandhi, asumió el poder del partido tras su asesinato en 1984.

El político subrayó además sus vínculos con la dinastía, ya que durante el mandato de Rajiv formó parte de la Junta Parlamentaria del Congreso hasta su asesinato en mayo de 1991, y cuando Sonia Gandhi recogió el testigo de su marido, se puso al frente jefatura del Gobierno de Jammu y Cachemira en 2005.

DE MARCHAS PACÍFICAS A PROTESTAS POR TODO

En el escrito, Azad acusó a Gandhi de la decadencia que lleva sufriendo el partido desde hace años.

El histórico partido perdió su hegemonía en las elecciones generales de 2014, unos comicios en los que la formación nacionalista hindú Bharatiya Janata Party (BJP) del actual primer ministro, Narendra Modi, obtuvo una arrolladora victoria.

Azad señaló a Gandhi como responsable directo del batacazo electoral, así como de la serie de decisiones que han llevado al Partido del Congreso a desinflarse en la oposición.

En los comicios del pasado marzo en el estado más populoso del país, el norteño Uttar Pradesh, el Partido del Congreso apenas sumó dos escaños y perdió el liderazgo de la oposición.

A día de hoy, "solo gobierna en dos estados y forma parte de una coalición marginal en otros dos estados", remarcó Azad.

Lejos queda de la retina de la ciudadanía india esa imagen del gran partido que condujo a la India a la independencia del Imperio Británico con marchas pacíficas lideradas por el "mahatma" Gandhi.

¿ES RAHUL GANDHI EL CULPABLE?

Pero, ¿debe achacarse la culpa a Rahul Gandhi del deterioro del partido?

El analista político Rahul Verma señaló a Efe que, si bien "se puede responsabilizar" a todos los miembros de la familia Gandhi de la situación actual del INC, "sería injusto echar toda la culpa al declive estructural del Partido del Congreso".

"Se ha estado debilitando durante las últimas tres, cuatro décadas", dijo Verma.

"El partido, de alguna manera, ha perdido su visión ideológica y no tiene el músculo organizativo y la dirección, tanto a nivel nacional como estatal, sigue siendo bastante débil", por lo que el problema no puede achacarse a una sola persona o individuo, agregó.

La salida de una figura con tanto peso en el Congreso como Azad "no va a afectar tanto el estado de las cosas del partido", pero sí se suma "a la percepción de que el Congreso está sangrando y sangrando mucho", remarcó.

En este sentido, el analista estima que el Congreso "seguirá enfrentando desafíos" y descayendo a menos que realice una reforma drástica que empuje a "revivir o revitalizar" la formación que en su momento dejó huella en la historia de la India, concluyó.

(c) Agencia EFE