Pareja de la Armada estadounidense se declara inocente de cargos relacionados con espionaje

·3  min de lectura

Un antiguo ingeniero de la Marina estadounidense y su esposa se declararon inocentes de los cargos derivados de una operación del FBI, de un año de duración, en la que la pareja supuestamente vendió planos de submarinos nucleares clasificados a una persona que creían que trabajaba para un gobierno extranjero.

La pareja -Jonathan y Diana Toebbe, de Annapolis (Maryland)- volvió a comparecer ante el tribunal federal de Virginia Occidental el 20 de octubre, un día después de que el Departamento de Justicia de EE.UU. anunciara las acusaciones de conspiración para comunicar datos restringidos y dos cargos de comunicación de datos restringidos.

Se enfrentan a penas de hasta cadena perpetua, si son condenados. Toebbe ha renunciado a su derecho a una audiencia de detención y permanecerá encarcelado hasta que comience el juicio.

La pareja compareció con trajes naranjas y esposas durante su segunda audiencia en persona, retransmitida por teleconferencia, en el juzgado del juez Robert Trumble en el distrito norte de Virginia Occidental.

La pareja fue detenida el 9 de octubre, como colofón de una presunta trama en la que Toebbe negoció el intercambio de secretos de submarinos nucleares de clase Virginia con una potencia extranjera a cambio de miles de dólares en criptodivisas, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

En diciembre de 2020, el FBI habría obtenido un paquete interceptado por las autoridades pero destinado a otro país que contenía manuales operativos y otra información -todo ello marcado como “CONFIDENCIAL”-, así como instrucciones para comunicarse con el remitente, en lo que parecía ser un intento de establecer una relación encubierta, según una declaración jurada presentada el 8 de octubre.

A continuación, el FBI se hizo pasar por funcionarios extranjeros para intercambiar mensajes cifrados con el remitente -que supuestamente era Toebbe- utilizando nombres en clave, negociar lugares de entrega y enviar 100 mil dólares estadounidenses en la criptomoneda Monero antes de que supuestamente compartiera una tarjeta de memoria con planes de alto secreto dentro de un sándwich de mantequilla de maní, una tirita y un paquete de chicles.

Durante los meses siguientes, el FBI se comunicó repetidamente con una persona que utilizaba el alias “Alice” -que, según los fiscales, es Toebbe- para negociar los pagos de la criptomoneda y programar las entregas que contenían tarjetas de memoria con información naval marcada como “redactada” en los documentos judiciales.

Leer más: Secretos de submarinos y sándwiches de mantequilla de maní: lo que sabemos del supuesto espionaje de la Marina

En la audiencia de detención de Toebbe el 20 de octubre, los fiscales entrevistaron a un agente del FBI y presentaron fotografías y vídeos tomados por Agencia que supuestamente documentaban la operación.

Según la denuncia federal, Toebbe señaló en mensajes encriptados con una persona que creía que era un agente extranjero que “consideraba la posible necesidad de salir con poca antelación” y que estaría “eternamente agradecido por su ayuda para extraerme a mí y a mi familia”, lo que, según los fiscales, podría convertirlos en un riesgo de fuga.

Esta es una nueva historia de última hora...

Relacionados

Macri no se presentará a indagatoria por supuesto espionaje

EEUU: Pareja en caso de espionaje nuclear seguirá detenida

Su ubicación puede ser rastreada por tecnología de espionaje prohibida por Google

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.