Parecía una idea loca, pero asoma un choque entre La Pesadilla de Nigeria y el Lobo de Chechenia en la UFC

·2  min de lectura

Desde que Kamaru Usman lanzó la idea no ha parado de crecer. En principio parecía imposible un choque entre el excampeón welter contra Khamzat Chimaev, pero la respuesta de la afición ha sobrepasado cualquier expectativa y ahora no luce algo descabellado.

Chimaev no perdió tiempo en responder al reto inicial de Usman y, de pronto, este potencial choque en la UFC se asoma ante una ventana de posibilidad, especialmente porque el presidente de la empresa, Dana White, no ha echado al suelo esta perspectiva.

De hecho, White afirmó estar dispuesto a discutir una posible pelea entre Usman y Chimaev, pero solo con una condición: que el enfrentamiento tenga lugar en la nueva división del Lobo de Chechenia en las 185 libras, otro elemento muy polémico.

“Lo que odio de esa pelea y [Usman] es que él la está pidiendo en un peso intermedio’’, afirmó White hace unos días en el Jim Rowe Show. No hago peleas en pesos intermedios. No me gustan los pesos intermedios. Los pesos intermedios no significan nada. No significan absolutamente nada’’.

A principios de esta semana, Usman lanzó la idea de una pelea con Chimaev al tiempo que añadió que “potencialmente’’ subiría al peso medio para hacerla realidad, algo que fue apoyado por el presidente de la UFC, quien en otras ocasiones ha cortado de plano una idea así.

“Si [Usman] quiere subir a 185 y pelear con [Chimaev], podríamos hablar de ello’’, agregó White sobre un choque para el cual existen ya hasta líneas de apuestas. “Pero tratar de pelear con él en un catchweight no me interesa’’.

Usman ha caído en sus dos últimas peleas ante el actual campeón de las 170 libras, Leon Edwards.

Perdió el título welter por un sorprendente nocaut en el quinto asalto en el UFC 278 y luego sucumbió por decisión en su revancha en el UFC 286 en marzo.

Chimaev no ha competido desde su victoria en septiembre por sumisión en el evento UFC 279 sobre Kevin Holland, cuando “Borz’’ no alcanzó el peso por 2,5 kilos para su combate programado en el evento principal con Nate Díaz, lo que provocó que se cambiaran varias peleas.

Después de eso, White anunció que Chimaev iba a competir exclusivamente en el peso medio y ahora se espera que el peleador de 29 años compita en el regreso de la UFC a Abu Dhabi en octubre contra un rival aún por determinar, aunque se habla de Paulo Costa.

¿Podrá Usman ser el elegido?