París 2024 recortará gasto Olímpico con menos vehículos

·2  min de lectura

Intentado recortar sus costos en un momento económico complicado, los organizadores de los Juegos Olímpicos de París 2024 indicaron el miércoles que buscan que los funcionarios utilicen menos vehículos de cortesía y viajen más en transporte público.

Los organizadores quieren utilizar menos coches y autobuses que en los Olímpicos de Tokio del año pasado, en el que hubo menos trabajadores y asistentes debido a la pandemia de COVID-19. Es por esto que oficiales que en el pasado utilizaron carriles especiales para los Olímpicos en dos años podrían utilizar el metro de París.

“Gracias al COI y al agrupamiento de una flota de vehículos reduciremos la cantidad de autos en un 30 a 40% con respecto a los últimos juegos”, dijo el director ejecutivo del comité organizador Etienne Thobois durante una conferencia de prensa durante la visita del equipo de supervisión del Comité Olímpico Internacional.

La inspección de tres días para la planeación de los Olímpicos ocurrió mientras la inflación en Francia supera el 6% y ha puesto presión en el presupuesto de los juegos que excede los 8.000 millones de euros (8.050 millones de dólares).

“Obviamente no soy ingenuo, entiendo que el mundo cambió”, aseguró Pierre-Olivier Beckers-Vieujant, líder del equipo de inspección del COI. “No hay país que no se ha visto afectado por la inflación”.

Beckers-Vieujant aseguró que el COI busca mantener una menta abierta para ayudar a los oficiales de París a encontrar “optimizaciones”, la palabra que se ha utilizado en lugar de recorte de costos.

“En el pasado el sistema de transporte se construyó como un sistema dedicado especial con los socios y por petición de la familia olímpica”, dijo. “Hoy hay una gran flexibilidad para permitirle a París para usar, de la mejor forma posible, el transporte público y la serie de sistemas de transporte”.

El COI le otorgará a los organizadores de París cerca de 1.600 millones de euros (1.600 millones de dólares) de los derechos de transmisión y ganancias de patrocinadores para realizar los Juegos de Verano.

A pesar de los retos financieros, Beckers-Vieujant alabó la planeación en general diciendo que: “Nos sorprendió el nivel de certeza, precisión y estado de los preparativos para los Juegos”.