Anuncios

Paquito, el niño albañil de Chiapas que sueña con ser arquitecto

Foto: El Universal
Foto: El Universal

La historia del niño Francisco Humberto Ventura Velázquez, originario de Chiapas se volvió viral luego de que el medio local “Chiapas sin Censura” la destacara. Al publicarla preguntó que si valía la pena hacer esta historia viral y en efecto fue compartida miles de veces, pero ¿por qué? ¿qué de especial tiene Paquito? Pues además de llevar el mejor promedio de su grupo escolar, le pidió a su padre ayudar en su oficio como albañil en sus vacaciones de verano, ya que su gran sueño es ser un gran arquitecto.

Paquito: “Estudien mucho para lograr sus sueños”

Francisco tiene 10 años de edad y actualmente trabaja 12 horas al día. Según informes del medio local, va en quinto de primaria y tiene un promedio de 9.7, “fue el más destacado de su salón”.

También indica que el mismo Paquito le pidió a su padre poderlo ayudar porque “considera que trabaja mucho y necesita ayuda.”

“Juntos laboran desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la noche, el pequeño dice estar contento ayudando a su padre, a veces se toma un descanso para divertirse, con ladrillos y arena juega a "hacer casitas". Quiere seguir estudiando y su más grande sueño es ser arquitecto o licenciado en derecho, para poder ayudar a su familia”.

Asimismo, el niño indicó que le gustaría decirle a los niños que “estudien mucho para lograr sus sueños”.

Las reacciones

El medio chiapaneco indicó que “este no es un caso de explotación infantil donde los niños trabajan y los padres viven de ellos”, ya que el propio niño pidió trabajar”. La mayoría de los comentarios de la gente fueron de admiración y respeto.

Cabe señalar que la propia Universidad del Sureste le proporcionó una beca económica para sus útiles del próximo ciclo escolar.

En una segunda entrevista, su padre desea que él le siga echando ganas al estudio y que un día sus sueños se hagan realidad.

Asegura que como padres le inculcan que se alimente bien, que vaya bien cambiadito a la escuela, que cumpla con su horarios y tareas, así como le piden que respete a sus maestros y compañeros.

Él me dice “voy a hacer arquitecto”, yo le digo que tus palabras sean de profeta, indicó el papá de Paquito.

Otras reacciones no fueron del todo positivas... Como la de una usuaria llamada Selene, quien indicó que la historia no era más que una romantización de la pobreza y la falta de oportunidades.

¿Qué es el trabajo infantil según a Unesco?

En México 3.2 millones de niños, de entre 5 y 12 años, están en condición de trabajo infantil. De los cuales 2.1 millones lo hace en condiciones de inseguridad

La Unicef hace la diferencia entre los conceptos de “tareas infantiles” y “trabajo infantil”.

Tareas infantiles: UNICEF no se opone a que los niños y niñas trabajen. La participación de los niños, las niñas y los adolescentes en un trabajo –una actividad económica– que no afecte de manera negativa su salud y su desarrollo ni interfiera con su educación, es a menudo positiva. La Convención No.138 de la OIT permite cualquier tipo de trabajo ligero (que no interfiera con la educación) a partir de los 12 años.

Trabajo infantil: El trabajo infantil es un concepto más limitado que se refiere a los niños que trabajan en contravención de las normas de la OIT que aparecen en las Convenciones 138 y 182. Esto incluye a todos los niños menores de 12 años que trabajan en cualquier actividad económica, así como a los que tienen de 12 a 14 años y trabajan en un trabajo más que ligero, y a los niños y las niñas sometidos a las peores formas de trabajo infantil.