La Palma | "Para muchos será un espectáculo, pero para nosotros es desolador": los afectados por la erupción del volcán Cumbre Vieja en islas Canarias

·6  min de lectura
Juan Vicente Rodríguez
Juan Vicente Rodríguez

Juan Vicente Rodríguez todavía no ha roto a llorar, pero asegura que al final "llorarán todos".

Residente de la isla canaria La Palma, Rodríguez observa los ríos de lava del volcán Cumbre Vieja que entró en erupción el pasado domingo.

Desde entonces el cráter escupe fuego y magma y arrasa cosechas y viviendas. No se sabe cuándo va parar.

"Para muchos será un gran espectáculo, pero para nosotros es duro y desolador. Estamos en shock. No es fácil de asimilar", le dice Rodríguez a BBC Mundo.

Alrededor de 6.000 personas han sido evacuadas y cerca de 300 casas han sido afectadas por el avance de la lava.

La zona más crítica, por donde transcurre el magma, se encuentra en la parte suroccidental de la isla.

Celia Dianas, quien se dedica al alquiler turístico, cuenta a BBC Mundo que una decena entre amigos y empleados le dicen que "quieren llorar" a causa del trauma o por haber perdido una propiedad.

Volcán escupiendo fuego.
Volcán escupiendo fuego.

"Los daños superan los 400 millones de euros (US$468 millones)", dijo este martes el presidente del gobierno de Canarias Ángel Víctor Torres Pérez, quien también confirmó que la Unión Europea les apoyará con un fondo de recuperación.

Cultivos y propiedades afectadas

Juan Vicente Rodríguez es el presidente de una cooperativa de plátanos.

Habla con BBC Mundo minutos después de una reunión para definir cómo acceder a los cultivos. Hay más de 350 hectáreas arruinadas por el magma.

Foto del volcán en erupción cedida por Juan Vicente Rodríguez.
El deslizamiento del magma ha afectado hasta 350 hectáreas de plátano, uno de los cultivos principales de la economía de la isla.
Vecina de La Palma.
Vecina de La Palma.

"Una buena parte de la producción, en plena época de cota, se ha visto afectada. Muchas entidades plataneras han quedado destruidas. Es una gran pérdida", lamenta.

El plátano -o banana como se conoce en algunos países de América Latina- es uno de los cultivos principales de Canarias. Junto al turismo, son quizá las actividades económicas más reconocibles de las islas, incluida La Palma.

Ambas juegan un papel fundamental en la vida de algunos de los afectados por la erupción del volcán, cuyo deslizamiento ha destruido alrededor de 300 viviendas.

"El daño humano principal están siendo las propiedades de los pueblos por debajo de la erupción. Afecta a fincas de cultivo, carreteras en el oeste de la isla y algunos colegios de la zona", describe Víctor Melo, portavoz de la Asociación de Volcanes de Canarias, dedicada a la divulgación y colaboración con instituciones para mejorar la comprensión volcánica.

"Mi casa se libró por 300 metros"

Rodríguez es uno de los evacuados en la zona afectada. Ahora se está hospedando en casa de familiares y amigos.

Quienes no tienen esta alternativa han sido destinados a cuarteles militares, hoteles y otros establecimientos acondicionados por las autoridades.

Magma avanzando hacia poblaciones en la isla de La Palma.
Más de 180 viviendas engullidas por el magma y alrededor de 6.000 personas evacuadas es uno de los saldos más graves que por momento deja la erupción de Cumbre Vieja.

Dentro de lo que cabe, tiene suerte de que el volcán no ha sepultado su casa.

"Está muy cerca de la base del volcán, pero la lava ha cogido por otra dirección. Mi casa se libró por 200-300 metros. Tampoco puedo decir que estamos a salvo porque se siguen abriendo bocas nuevas", cuenta.

No ha sido el mismo destino que la mayor parte de su barrio, el Paraíso, del cual se estima que han quedado destruidos el 70% de los hogares.

"Todavía no hemos roto a llorar, pero vamos a llorar todos. Me crié en El Paraíso, un barrio peculiar del que nada indicaba que podía ser sepultado. Pero sabíamos que el volcán buscaba su sitio, por dónde salir, y lo encontró justamente unos metros más allá de mi casa", dice Rodríguez.

Imágenes espectaculares

Durante varios días, La Palma registró miles de temblores de diferente intensidad.

El domingo, alrededor de las 3:12 pm hora local, Cumbre Vieja entró en erupción.

Desde entonces se ven las imágenes del fuego, el magma y las cenizas. Imágenes casi apocalípticas, un "espectáculo" que se ha convertido en mediático y que a Rodríguez "le sienta mal aunque lo entiende".

"Entiendo que la gente de fuera describa lo que está pasando como 'espectacular' o 'maravilloso', pero es momento de ser solidarios con los afectados, que lo han perdido todo. Hay que ponerse en el pellejo de quienes estamos al frente de esto. Es una situación muy difícil".

Magma enrojecido del volcán en La Palma.
La espectacularidad de las imágenes ha hecho que muchos describan como "maravilloso" lo que ocurre en La Palma, una actitud que a Rodríguez le sienta mal aunque lo entiende.

La erupción de Cumbre Vieja ocurre medio siglo después de la última erupción de la isla, cuando reventó el Teneguía en enero de 1971.

Entonces se creó una nueva atracción turística que cautivó la atención de visitantes, curiosos y científicos de todo el mundo.

Rodríguez admite que es algo que puede volver a suceder cuando se calme la actividad volcánica, aunque asegura que no es momento de pensar en ello.

"No sabemos la magnitud de lo que puede ocurrir. Si esto no para, se va a llevar el barrio de Todoque y la Laguna. La gravedad es evidente", resalta.

Este martes la lava entró en Todoque. Todos los habitantes fueron desalojados a tiempo.

Los peligros del magma en el agua

"La lava pasa por diferentes alturas. Unas veces llanuras, obstáculos, casas. No parece que tarde mucho en llegar al mar. El volcán está emitiendo nuevas coladas que aceleran el paso de las anteriores que ya discurren", le explica Melo a BBC Mundo.

Lava arrasando propiedades en Canarias.
El turismo es una de las actividades económicas de La Palma. Algunos alojamientos turísticos están siendo afectados por la lava.

"Si alcanza el mar, lo previsible es que se levante una columna de vapor, generada por la interacción del agua del mar fría con la temperatura de la colada bastante elevada. La mezcla de gases puede ser tóxica y si afecta a una población, es algo a tener en cuenta", resume el portavoz.

Expertos aseguran de que ya está coordinado el perímetro de seguridad para cuando la lava alcance el mar.

"Hay que ser conscientes de que la vida nos cambió"

Rodríguez sigue en shock. Mientras se recupera del golpe, quiere mirar hacia adelante.

Lo importante para él, primero, es dar las gracias al gobierno y por todos los apoyos porque de momento no hay que lamentar ninguna pérdida humana.

Luego su deseo es que todo acabe lo antes posible, "para poder reestablecer nuestra vida y puestos de trabajo, que es lo que más nos preocupa ahora mismo".

"Hay que ser fríos en esto y pensar que aquí la culpa solo la tiene la naturaleza. Tenemos el consuelo de toda la gente que nos arropa. Hay que ser conscientes de que la vida nos cambió y que tiene que haber una nueva", reconoce.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.