Pakistán, un país bajo la amenaza constante de inundaciones

·3  min de lectura

Nueva Delhi, 31 ago (EFE).- Pakistán, azotado por las peores inundaciones en años con al menos 1.100 fallecidos, ha vivido desde su independencia del Imperio británico bajo el yugo de catástrofes meteorológicas que han causado decenas de miles de muertos y pérdidas económicas inconmensurables.

El octavo país más vulnerable del mundo al cambio climático, según el índice de riesgo de Germanwatch 2021, está siendo devastado por las fuertes lluvias de un monzón "monstruoso", afectando a 33 millones de personas y dejando daños por valor de 10.000 millones de dólares según fuentes oficiales.

DECENAS DE GRANDES INUNDACIONES Y MÁS DE 13.000 MUERTOS

La recién creada nación sufrió sus primeras riadas de importancia apenas un mes después de su independencia, en septiembre de 1947.

Pero estas inundaciones solo fueron la antesala de la devastación de 1950, con 2.190 fallecidos, el mayor número de víctimas mortales por este tipo de catástrofe natural hasta la fecha en Pakistán, según datos de la Comisión Federal de Inundaciones.

Las fuertes lluvias provocaron la muerte de 679 personas tan solo cinco años después, en 1955, y decenas de fallecidos en nuevas riadas los años posteriores hasta 1973, cuando unas nuevas inundaciones dejaron 474 víctimas.

"Las inundaciones han aumentado continuamente desde los años 70 hasta la actualidad, dejando efectos graves y duraderos en los seres vivos y las infraestructuras", constató la académica paquistaní Misbah Manzoor, en un análisis publicado en 2011.

El país superó la barrera de los mil fallecidos por primera vez en casi medio siglo con las fuertes lluvias de 1992, que dejaron más de 38.000 kilómetros cuadrados sumergidos.

Una devastación solo superada en tiempos recientes por las megainundaciones de 2010 tras un monzón particularmente intenso, en las que murieron 1.985 personas y 20 millones resultaron afectadas.

Tras aquella catástrofe, el país asiático ha continuado registrando centenares de fallecidos anualmente. Solo en 2020, última fecha para la que la Comisión Federal dispone de datos, murieron 409 personas.

El balance de esta sucesión de inundaciones asciende a 13.262 en 75 años, más de 15.000 según el estudio publicado por Manzoor.

DAÑOS ASTRONÓMICOS

El balance provisional de los daños económicos causados por las actuales inundaciones es de 10.000 millones de dólares, una cifra similar a la estimada en las de 2010.

Pero la masiva pérdida de vidas humanas, animales y los daños causados entonces a infraestructuras y terrenos agrícolas son "incalculables", según un artículo académico publicado en 2011 por el profesor de geografía de la Universidad de Punjab Farooq Ahmad, entre otros autores.

"Desastres como este aniquilan las ganancias logradas en décadas de desarrollo en las zonas afectadas. Los repetidos desastres amenazan el desarrollo sostenible de Pakistán y destruyen los esfuerzos humanos y la inversión", constató apenas un año después de las inundaciones de 2011.

Las autoridades paquistaníes calculan los daños económicos causados por las riadas desde la independencia en 38.169 millones de dólares.

Eso sin contar con el impacto de otros desastres meteorológicos y catástrofes naturales, como el devastador terremoto que sacudió en 2005 Cachemira, región fronteriza entre Pakistán e India, dejando unos 55.000 muertos y cerca de 80.000 heridos en la zona paquistaní.

(c) Agencia EFE