Pakistán apura las evacuaciones ante el aumento de agua en el lago más grande

·3  min de lectura

Islamabad, 5 sep (EFE).- Pakistán continuó hoy con las labores de evacuación en las zonas cercanas al lago Manchar, el mayor del país, en medio de la subida del nivel de las aguas por las incesantes inundaciones, que han causado más de 1.300 muertos, un tercio de ellos niños, desde mediados de junio.

La rotura ayer, domingo, de un dique para rebajar la presión de las aguas en el lago Manchar, en la provincia meridional de Sindh, provocó un desbordamiento de agua que destruyó "40.000 casas, grandes y pequeñas" de al menos cinco localidades, informó a Efe el comisario adjunto del distrito de Jamshoro, Farid-Uddin-Mustafa.

El funcionario indicó que unas 80.000 personas han sido desplazadas de la provincia como consecuencia de esta rotura, que se llevó a cabo para proteger a las localidades de Sehwan y Dadu de los altos niveles de agua.

"He hecho un llamado a las personas que todavía están en esas áreas que podrían verse afectadas para que se vayan de inmediato", ya que los niveles siguen en aumento y existe la posibilidad de que se corten más diques para redirigir el exceso de agua a otros ríos, alertó el comisario.

La mayoría de las zonas de Sindh, una de provincias más afectadas por las inundaciones que golpean al país desde mediados de junio, se encuentran sumergidas a consecuencia del aumento del nivel de las aguas.

En las últimas 24 horas, al menos 11 personas, entre ellas 8 niños, han fallecido en el país a causa de las fuertes inundaciones, que ya se han cobrado la vida de más de 1.300 personas y herido a unas 12.700 desde que dio inicio la temporada de lluvias monzónicas a mediados del pasado junio, según los últimos datos de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NDMA, en inglés).

Más de un millón de casas resultaron dañadas total o parcialmente, mientras que 5.735 kilómetros de carretera y 246 puentes fueros destruidos, y se han perdido 750.481 cabezas de ganado, de acuerdo con la NDMA.

El país ha recibido un total de 41 aviones, cinco de ellos a lo largo de la jornada de hoy, con artículos y enseres de asistencia humanitaria para socorrer a las más de 33 millones de personas que se han visto afectadas por las llúvias, las peores registradas en las últimas tres décadas en el país, y que han llevado a 636.940 personas a vivir en campamentos o refugios.

Naciones Unidas emitió a principios de la pasada semana un llamamiento global de ayuda de emergencia para Pakistán de 160 millones de dólares, aunque el Gobierno calcula que las inundaciones han causado en el país daños por valor de 10.000 millones de dólares.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que encabezó la petición para Pakistán, viajará al país asiático esta semana dada la "trágica situación que enfrentan millones de hombres, mujeres y niños afectados por unas históricas inundaciones".

"Se espera que llegue a Islamabad el viernes 9 de septiembre", señaló la ONU en un comunicado, y añadió que "luego viajará a las áreas más afectadas por esta catástrofe climática sin precedentes".

(c) Agencia EFE