Anuncios

Los pagos con Pix en Brasil están acabando con el efectivo, ¿seguirán las tarjetas?

Una persona realiza un pago usando su teléfono celular con el sistema de transacciones electrónicas PIX, en una tienda de Río de Janeiro, Brasil. Abril 1, 2024. REUTERS/Pilar Olivares

Por Marcela Ayres

BRASILIA, 2 abr (Reuters) - En apenas tres años, el popularísimo sistema de Pix de Brasil se ha convertido en la forma de pago favorita del país, sustituyendo en muchos casos al efectivo y las transferencias bancarias y amenazando ahora el dominio de las tarjetas de crédito en el pujante sector del comercio electrónico.

Los pagos instantáneos diseñados por el banco central de Brasil son una bendición para las minoristas en línea, ya que ayudan con el flujo de caja en un sector con márgenes pequeños, y al mismo tiempo merman el negocio de los bancos y las fintech construido sobre la infraestructura existente de tarjetas de crédito.

"Creo que las tarjetas de crédito dejarán de existir pronto", dijo hace casi dos años el director del banco central, Roberto Campos, al hablar del potencial de las finanzas abiertas y la plataforma Pix. "Este sistema elimina la necesidad de tener una tarjeta de crédito".

Desde entonces, las tendencias del mercado han reforzado su pronóstico.

El uso de Pix se disparó un 74% el año pasado, hasta casi 42.000 millones de pagos en toda la economía brasileña, superando en cerca de un 23% los gastos combinados con tarjetas de crédito y débito, según datos del banco central y el grupo del sector Abecs.

Para los compradores, el cambio a Pix ha sido casi perfecto, ya que solo tienen que escanear un código QR con cualquier aplicación bancaria en lugar de sacar la cartera. Pero para los vendedores, ha supuesto un cambio radical en el tradicionalmente lucrativo sector de los pagos con tarjeta.

En el comercio minorista en línea, los pedidos pagados con Pix aumentaron su participación 22 puntos porcentuales en dos años, hasta suponer un tercio de todas las compras en diciembre, según la empresa de investigación de comercio electrónico Neotrust. Los pedidos con tarjeta de crédito cayeron 5 puntos porcentuales a un 51% en el periodo.

Es probable que la tendencia se acentúe a medida que el banco central anuncia nuevas innovaciones de Pix a partir de este año, como los pagos recurrentes y las compras a plazos, que, según un funcionario, probablemente impulsarán el papel del sistema en el comercio minorista.

Aunque los consumidores brasileños rara vez lo notan, pagar con tarjeta de débito o crédito obliga a los vendedores a pagar comisiones de descuento divididas entre redes de tarjetas como Visa, Mastercard y American Express; procesadores de pagos como Cielo, Rede, Stone, Getnet y PagBank, así como emisores de tarjetas, que suelen ser bancos.

Al eliminar intermediarios, Pix presiona a las redes de tarjetas, que no reciben ningún porcentaje de las transacciones, y a los procesadores de pagos, que se embolsan una tajada mucho menor que el que obtienen por las compras con tarjeta de crédito o débito.

El costo promedio de Pix para los minoristas es del 0,22% de cada transacción, mientras que las comisiones de las tarjetas de débito superan el 1% y las de las tarjetas de crédito pueden alcanzar el 2,2% de cada venta en Brasil, según un documento del Banco de Pagos Internacionales (BPI).

El crecimiento de Pix "puede limitar el uso de tarjetas de crédito y los volúmenes de prepago", dijo Goldman Sachs a sus clientes en una nota. Los analistas señalaron que las comisiones adicionales por el pago anticipado de las ventas con tarjeta de crédito aportan ingresos significativos a los procesadores de pagos Stone (49%), PagBank (34%) y Cielo (9%).

Estas empresas no quisieron hacer comentarios.

Los principales actores del sector de las tarjetas de crédito en Brasil están cambiando su enfoque a medida que se ciernen los nubarrones.

"Pix ha sido y seguirá siendo la tecnología más disruptiva en el negocio financiero en el país durante los próximos años", dijo Eduardo Lopes, director de políticas públicas de Nubank, el mayor banco digital de América Latina.

Nubank se lanzó en Brasil hace una década, ofreciendo un producto: una icónica tarjeta de crédito púrpura sin comisiones, pero ahora se ha diversificado en una gama de otras áreas, incluyendo una adopción de Pix vista en varios bancos líderes y fintechs.

El prestamista cerró el cuarto trimestre con 13,6 millones de clientes que utilizaban Pix a crédito, que permite a los clientes pedir prestado para transferencias Pix hasta el límite de su tarjeta de crédito Nubank. Los clientes que lo usan aumentaron un 166% respecto del año anterior.

NUEVAS FUNCIONES PENDIENTES

El banco central de Brasil lanzó el protocolo Pix en noviembre de 2020, obligando a los bancos a integrar sus cuentas con transferencias digitales instantáneas y gratuitas para particulares. Los usuarios aceptaron la alternativa al efectivo y a las lentas y costosas transferencias bancarias.

En todo el mundo han surgido una serie de aplicaciones de pago, desde PayPal a Venmo, pero ninguna tiene el peso de un banco central que posea, opere y regule el sistema para garantizar la velocidad, la eficiencia y la integración universal con los bancos desde el primer día.

Eso permitió al banco central desarrollar el protocolo por menos de 14 millones de reales e imponer los costos de adopción a los bancos, asegurándoles al mismo tiempo los beneficios de un sistema financiero más ágil e inclusivo.

El éxito de Pix en Brasil, que movió más de 17 billones de reales (3,4 billones de dólares) en 2023, se ha extendido rápidamente a los pagos entre personas y empresas (P2B).

El banco central calcula que los pagos P2B han pasado del 5% de las transacciones de Pix en el momento de su lanzamiento al 38% en marzo, una cifra conservadora si se tiene en cuenta el número de pequeñas empresas y negocios informales que aceptan pagos a la cuenta personal del propietario.

Aunque Pix no ofrece las protecciones estándar contra el fraude en las compras con tarjeta de crédito, su amplio alcance y los menores costos de transacción para los vendedores han contribuido a convertirlo en el sistema de pago preferido por muchos minoristas.

"Pix cambia las reglas del juego", dijo Carlos Mauad, presidente ejecutivo de Fintech Magalu, el brazo financiero del grupo minorista Magalu, que procesa sus propias transferencias con Pix para reducir costos y ofrecer descuentos a los clientes que eligen este método de pago.

Según Mayara Yano, asesora principal del departamento de gestión y operaciones de Pix en el banco central, ahora se está preparando el despliegue de nuevas funciones que aumenten el atractivo de Pix para el uso de P2B.

La primera, Pix Automático, permite el pago automático de facturas recurrentes y su lanzamiento está previsto para octubre.

Podría sustituir a las omnipresentes facturas bancarias que se utilizan para la matrícula, los servicios públicos y las facturas telefónicas, y también podría suplantar a las tarjetas de crédito utilizadas para suscripciones a medios de comunicación y servicios en línea.

Un impacto aún mayor podría venir de una nueva característica, llamada Pix Garantido, que permite los pagos en cuotas mensuales, una ventaja importante de las tarjetas de crédito para los consumidores brasileños.

Es probable que estos cambios aceleren el auge de Pix, que ahora dicta el panorama de los pagos en Brasil, dijo Carlos Netto, director general de Matera, una empresa de tecnología que ayuda a las compañías a integrarse con la nueva plataforma de pago.

"Está sentando las bases de una revolución financiera digital y representa la amenaza más concreta para las tarjetas de crédito", afirmó.

(1 dólar = 5,0675 reales)

(Reporte de Marcela Ayres; Edición en español de Javier López de Lérida)