Padres mexicanos se reencuentran con sus hijos en Nueva York tras décadas

·3  min de lectura

Nueva York, 10 (EFE).- Varias familias mexicanas se reencontraron hoy por primera vez en muchos años con sus hijos emigrantes en Nueva York, como parte de una iniciativa promovida por el gobierno de su país a través de sus consulados y llamada Reencuentro Familiar.

La mexicana Ricarda Alcántar no paraba hoy de llorar. Por primera vez en 20 años pudo abrazar a su hijo David, exactamente desde que este emigró del municipio indígena de Hueyapan (Morelos) a la Gran Manzana.

"Es una emoción muy grande, me siento tan feliz de verlo y voy a ver a otros tres (de sus hijos)", dijo la mujer con ojos humedecidos y abrazada de su hijo David.

"El primero que vino fue él, el que más sufrió porque no conocía a nadie, no sabía cómo llegar. Él ayudó, a sus hermanos a venir", indicó Alcántar, que en total tiene a cuatro de sus hijos en Nueva York y algunos nietos que ella y su esposo Emilio Anzurez conocerán en este viaje.

Su esposo dijo también estar feliz de ver a sus hijos mientras David los escuchaba con atención y aunque con ayuda de la tecnología había seguido viendo y hablando con sus padres en México, hoy reconoció que no es lo mismo porque ahora puede abrazarlos.

David recordó que llegó a esta ciudad cuando tenía unos 18 años y ahora trabaja en la cocina en un restaurante. "No me quejo", afirmó y aseguró que en estos días que dure el reencuentro, será él quien ahora cocine para ellos.

Los Anzurez Alcántar son parte de un grupo de cinco familias que llegaron hoy a esta ciudad para encontrarse con sus hijos (todos ellos de Hueyepan), a los que no veían durante 15 o 20 años.

Su viaje de quince días, con los visados necesarios, ha sido gestionado y pagado por el Gobierno de ese municipio, de acuerdo con el cónsul Jorge Islas López.

Al igual que David, Jessica sonreía tras abrazar a su padre Leoncio Escobar, a quien no veía desde hace 15 años. "Increíble pero finalmente llegó el día", indicó tras concluir el acto en el consulado.

"Estoy muy feliz, orgulloso de venir a ver a mi hija y mis nietos. Es un gusto y agradezco a Dios esta oportunidad", afirmó Escobar y aseguró además a Efe que está dispuesto a pasear por donde lo lleven para conocer Nueva York y "aprovechar el tiempo" con su hija y nieto, que será su guía turístico.

La concejal vocera de Hueyapan, Guillermina Maya Rendón, indicó que 688 personas de ese municipio están establecidas en Nueva York, en su mayoría en el condado de Queens y tras recordar que son un pueblo indígena, dirigió unas palabras en nahuatl a sus invitados.

"Salimos hoy a la una de la mañana (de Hueyapan) pero estoy segura que hace años sus corazones deseaban encontrarse", afirmó y aseguró que seguirán impulsando este reencuentro de familias.

Por su parte, el cónsul Islas aseguró que los emigrantes de este municipio representan "la cultura, historia, dignidad, el orgullo de los pueblos originarios".

(c) Agencia EFE