Anuncios

Se oyen tiros en la capital de Guinea-Bissau durante la noche y la madrugada

El presidente de Guinea Bissau, Umaro Sissoco Embalo, habla durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow

BISSAU, 1 dic (Reuters) - Reporteros de Reuters informaron de que se produjeron disparos durante la noche en Bissau, la capital de Guinea-Bissau, que continuaron hasta el viernes por la mañana.

Las circunstancias de los tiroteos siguen sin estar claras.

Un periodista dijo que los disparos se escucharon por primera vez después de medianoche en el barrio de Antula, a las afueras de la capital, donde vive un general del ejército.

El viernes por la mañana había vehículos militares en las calles mientras los residentes se dirigían al trabajo y a la escuela. Todavía se oían disparos, pero eran menos frecuentes que durante la noche.

Otro periodista oyó disparos cerca del palacio presidencial.

En Guinea Bissau se han producido al menos 10 golpes o intentos de golpe de Estado desde que se independizó de Portugal en 1974. Sólo un presidente elegido democráticamente ha completado un mandato en este país de África Occidental, situado al sur de Senegal.

Al menos seis personas murieron durante un intento fallido de derrocar al presidente Umaro Sissoco Embalo en febrero del año pasado.

En aquel momento, Embalo sugirió que estaba relacionado con la lucha del Gobierno contra el narcotráfico y no con un plan del ejército para hacerse con el poder.

La región de África Occidental se ha visto afectada por una serie de tomas de poder militares en los últimos tres años, entre ellas dos en Malí, una en Guinea-Conakri, dos en Burkina Faso y una en Gabón.

El fin de semana, el Gobierno de Sierra Leona frustró un intento militar de derrocarlo. Más de 20 personas murieron cuando hombres armados atacaron el domingo cuarteles militares, una prisión y otros lugares en la capital, Freetown, liberando a unos 2.200 reclusos.

(Reporte de Alberto Dabo y Samba Balde; escrito por Sofia Christensen; edición de Christina Fincher; editado en español por Tomás Cobos)