Anuncios

Otrora unos 3,5 millones, en 2023 sólo hubo 13 casos del gusano de Guinea, dice el Centro Carter

ATLANTA (AP) — La enfermedad del gusano de Guinea sigue estando a punto de ser erradicada, ya que el número mundial de casos en 2023 se mantuvo en 13, según un recuento provisional dado a conocer por el Centro Carter.

En los próximos meses se confirmará un recuento definitivo. Pero el conteo inicial coincide con el número confirmado de casos en seres humanos en 2022, después de que en 2021 se registraran 15.

Los casos globales sumaban unos 3,5 milones en 1986, cuando el expresidente Jimmy Carter anunció que su Centro Carter —que fundó tras salir de la Casa Blanca— daría prioridad a la erradicación de esta enfermedad parasitaria que afectaba a países en desarrollo en África y Asia.

“Erradicar la enfermedad del gusano de Guinea y el sufrimiento que causa ha sido durante mucho tiempo un sueño de mis abuelos, y han trabajado increíblemente duro para hacerlo realidad”, declaró Jason Carter, presidente de la junta directiva del Centro Carter y nieto mayor de Jimmy Carter y su difunta esposa, Rosalynn Carter.

El expresidente tiene ahora 99 años y permanece bajo cuidados paliativos en su domicilio en Plains, Georgia. La ex primera dama falleció en noviembre a los 96 años. El Centro Carter dijo que los casos en animales aumentaron ligeramente de 685 en 2022 a 713 en 2023, aunque las autoridades atribuyeron ese repunte a un mayor monitoreo en Angola y Camerún. La misma especie de gusano provoca la enfermedad tanto en humanos como en animales.

Nueve de los 13 casos humanos provisionales en 2023 se registraron en Chad, dos en Sudán del Sur, uno en Camerún y otro en Mali. El recuento provisional no incluye ningún caso de gusano de Guinea en Etiopía, un descenso luego de que en 2022 se registró un caso allí. Sudán del Sur tuvo cinco casos en 2022.

Jimmy Carter ha dicho que espera vivir más que el gusano de Guinea.

Los seres humanos suelen contraer esta enfermedad a través de fuentes de agua contaminadas que contienen organismos que se alimentan de larvas del gusano. Las larvas se convierten en gusanos adultos y se aparean dentro del huésped humano. Las hembras preñadas suelen emerger de dolorosas ampollas en la piel del huésped.

El gusano de Guinea se convertiría en la segunda enfermedad humana —después de la viruela— en ser erradicada. Sería la primera enfermedad parasitaria erradicada y la primera en ser erradicada sin una vacuna. Los programas de erradicación del Centro Carter se han centrado en programas locales de educación y concienciación sobre la enfermedad y su origen.

Donald Hopkins, asesor sénior del Centro Carter para la erradicación del gusano de Guinea y artífice de la campaña de erradicación, dio las gracias a los residentes de las zonas afectadas.

“Sin ninguna vacuna ni medicamento, la enfermedad del gusano de Guinea está desapareciendo porque la gente de a pie tiene cuidado de filtrar el agua, atar a sus animales, eliminar adecuadamente las vísceras de los peces y mantener seguras sus fuentes de agua”, señaló Hopkins en un comunicado, “porque se preocupan por sus comunidades, sus familias y las personas a las que quieren”.