Se le ordenó a Casey White proporcionar muestra de ADN para la investigación de la fuga de la prisión

·4  min de lectura

Se le ordenó al sospechoso de asesinato capital Casey White que proporcione una muestra de ADN como parte de la investigación sobre su fuga de prisión durante 10 días que terminó con la trágica muerte de su amante en la cárcel.

White, de 38 años, recibió la orden de entregar la muestra a los fiscales antes del viernes 21 de mayo o “tan pronto como sea posible”, según los registros judiciales.

El fiscal de distrito del condado de Lauderdale, Chris Connolly, había presentado una moción con la solicitud, que la jueza de distrito del condado de Lauderdale, Carole Medley, concedió el miércoles.

Ni la moción ni la orden judicial detallan una razón por la cual se necesita la muestra de ADN, sin embargo, el fiscal de distrito Connolly dijo anteriormente que su oficina está explorando otros cargos contra White por la fallida fuga de la prisión.

Actualmente, White está acusado de fuga de la prisión en primer grado después de que escapó de la cárcel del condado de Lauderdale con la ayuda de su amante, la guardia de la prisión Vicky White, el 29 de abril y provocó que las fuerzas del orden público lanzaran una búsqueda a nivel nacional durante 10 días.

El fiscal de distrito Connolly le dijo previamente a The Independent que White podría enfrentar nuevos cargos por la fuga y no descartaría la posibilidad de que se presenten cargos por la muerte de la oficial White.

“Tengo la intención de procesarlo tanto por el asesinato capital como por la fuga y otros cargos relacionados que estamos revisando”, comentó.

El fiscal, que había trabajado en estrecha colaboración con la oficial White a lo largo de su carrera de 17 años como oficial de prisiones, no dio más detalles sobre cuáles serían los cargos y dijo que “no era posible comentar” sobre la posibilidad de que se presentaran cargos por su muerte.

Sin embargo, dijo que los investigadores habían recibido información de sus homólogos en Indiana, donde la pareja finalmente fue capturada el 9 de mayo.

White ahora está nuevamente tras las rejas en una prisión de máxima seguridad en Alabama en espera de juicio por dos cargos de asesinato capital por el asesinato con arma blanca en 2015 de Connie Ridgeway, de 58 años.

Se espera que su juicio comience el 13 de junio.

El hombre de 38 años fue acusado en 2020 después de confesar el delito del caso sin resolver, pero luego cambió su declaración de culpable a no culpable y el caso se envió a juicio.

Si es declarado culpable, se enfrenta a la pena de muerte.

Antes de su fuga, también estaba cumpliendo una sentencia de prisión de 75 años después de ser condenado por una ola de crímenes en 2015 en la que trató de matar a su exnovia, le disparó a otra mujer, retuvo a varias víctimas a punta de pistola y mató a tiros a un perro.

Los White, que no estaban emparentados ni casados, provocaron que las autoridades lanzaran una búsqueda a nivel nacional cuando la oficial penitenciaria de 56 años recogió al recluso de la cárcel donde trabajaba, alegando que lo llevaría a una evaluación de salud mental.

Ella les dijo a sus compañeros de trabajo que una vez que lo hubiera escoltado al tribunal, buscaría atención médica para ella porque no se sentía bien.

La pareja nunca llegó al juzgado y White no tenía citas ni comparecencias judiciales programadas para ese día.

Varias horas más tarde, se dio la alarma cuando la oficial White no regresó a la cárcel y sus colegas no pudieron comunicarse con ella.

Los investigadores supieron más tarde que la pareja había tenido un “romance en la cárcel” durante los últimos dos años y que la oficial White había vendido su casa, retirado US$90.000 en efectivo de sus cuentas bancarias y solicitado la jubilación en los días y semanas antes de que la pareja desapareciera.

La pareja finalmente fue localizada 10 días después en Evansville, Indiana, luego de que cambiaron de vehículo cuatro veces y viajaron por al menos a través de cuatro estados para tratar de evadir la captura.

Luego de una breve persecución policial, los agentes sacaron el auto de la pareja de la carretera y lo arrojaron a una zanja.

White se entregó a las autoridades mientras que la oficial penitenciaria de 56 años se dio un tiro en la cabeza, dijeron las autoridades.

Ella murió a causa de sus heridas horas después y su muerte ha sido declarada como un suicidio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.