Una orca muere en playa de la Florida, atrayendo a multitudes y provocando una advertencia de la Policía

Flagler County Sheriff’s Office on Facebook

Una orca de 21 pies encalló en la costa y murió, haciendo que la gente acudiera en masa a una playa de la Florida, según las autoridades.

Pero mientras las multitudes trataban de echar un vistazo a la criatura el miércoles 11 de enero, la Policía del Condado Flagler exhortó a la gente a mantenerse alejada.

“Debido a las grandes multitudes que se reúnen para ver la ballena, Jungle Hut Road está ahora cerrada al tráfico”, escribieron los agentes en Twitter. “Por favor, eviten la zona”.

La Policía dijo que la llamaron después que la orca fue vista en la costa en el área de Palm Coast, aproximadamente 60 millas al sureste de Jacksonville. El enorme animal estaba en un tramo de arena al sur de Jungle Hut Park.

La orca, que había quedado varada, murió más tarde, lo que provocó el disgusto de muchos usuarios de Facebook.

Fotos y un video publicados en las redes sociales muestran al animal tumbado en el oleaje y siendo sacado cargado por una docena de personas.

SeaWorld y otras organizaciones de defensa de la vida silvestre tenían previsto ayudar a realizar una autopsia de la gigantesca criatura. También será retirada de la playa, según las autoridades.

Las orcas también son llamadas ballenas asesinas y son conocidas por ser “el mayor depredador del océano”. Pueden crecer hasta 32 pies de largo y pesar hasta 22,000 libras.

“Las orcas están presentes en todos los océanos”, afirma la NOAA en su portal digital. “Aunque son más abundantes en aguas más frías como la Antártida, Noruega y Alaska, también se encuentran en aguas tropicales y subtropicales”.

Las orcas y otras criaturas marinas pueden encallar por diversos motivos, entre ellos tras resultar heridas, enfermar o enredarse en redes de pesca. Se recomienda a las personas que vean animales marinos varados que contacten a los expertos y se mantengan a 150 pies de distancia.