Toda la opulencia en la carretera

·4  min de lectura
Cortesía

A medida que la gente pudiente compra automóviles de alta gama, los fabricantes tratan de hacer lo inimaginable para satisfacer el apetito de sus clientes. De superautos a hiperautos y de SUV's a súper SUV's.

Y de estos últimos sale el rey, el Rolls-Royce Cullinan,que llega equipado con la mejor tradición de la opulencia británica. Su nombre Cullinan, viene del diamante más grande del mundo de 3,106 quilates, que se extrajo en Sudáfrica en 1905.

Estilos y opciones

El Rolls-Royce Cullinan viene en dos niveles de equipamiento: Cullinan y Black Badge. El Cullinan tiene interior de cuero completo, faros láser, rines de 22 pulgadas, suspensión neumática adaptativa, adorno de capó retráctil, puertas con cierre eléctrico, techo corredizo panorámico, pantalla táctil de infoentretenimiento de 12.3 pulgadas, sistema de audio de 10 bocinas y head-up monitor.

Black Badge agrega potencia, pinzas de freno rojas, frenos más grandes, suspensión reajustada, ruedas únicas de 22 pulgadas, detalles exteriores cromados en negro. Trae el Bespoke Audio para el sistema de audio de 1300 vatios y 16 bocinas, los asientos delanteros ventilados y los suntuosos asientos Sanctuary para los pasajeros traseros. El Cullinan se puede personalizar con un número infinito de actualizaciones a medida que realmente están limitadas sólo por el presupuesto y la imaginación del cliente.

Tren de potencia

El Cullinan trae un V12 de 6.75 litros con una potencia de 563 caballos de fuerza y 627 libras pies de torque. El Black Badge sube la apuesta con un V12 actualizado a 600 caballos de fuerza y 664 libras pies de torque. Trae una transmisión automática ZF de ocho velocidades y a través de un enlace de GPS, anticipa la próxima topografía de la carretera pre seleccionando la marcha apropiada.

Interiores

Por dentro se llega al universo del lujo en materia de automóviles, con la típica estética de Roll Royce, la obra exquisita del mejor de los gustos, con atención en todos los detalles, materiales más finos y la clásica expresión del verdadero confort, donde el interior será el salon del placer, con todo tipo de maderas exóticas y materiales de la paleta de Rolls-Royce, los que permiten adaptar los esquemas de color y textura.

Los asientos traseros no son ajustables, pero sí absolutamente cómodos. A su vez, estos son plegables electrónicamente lo que permite aumentar el espacio de carga. Ese plegado de los asientos, es simplemente cuestión de presionar un botón y ver como se retraen automáticamente, en una forma de asegurarse de que no se enganchen en los respaldos del asiento delantero.

El volumen del maletero es de 21.2 pies cúbicos con un estante para bultos de menor tamaño. Con los respaldos plegados, su espacio crece a 68.1, con una longitud de carga de 88.3 pulgadas para grandes maletas.

Tecnología

El Cullinan tiene una pantalla simple, pero muy bonita, en la parte superior de la pila central. Apple CarPlay está incluido en todos los modelos. La opción de entretenimiento para el asiento trasero agrega una pantalla de 12.0 pulgadas en la parte trasera de cada asiento delantero. Junto con un punto de acceso Wi-Fi, el Cullinan tiene un sistema de audio a medida que cuenta con 18 bocinas.

Seguridad

El modelo está provisto con lo último en materia de seguridad y comodidad de manejo, cargado de bolsas de aire, con control de crucero activo, advertencia de colisión, de tránsito cruzado y de cambio de carril, un sistema de monitoreo de estacionamiento para 4 cámaras con “vista de helicóptero” y visión nocturna. Viene dotado con imágenes térmicas asistidas para la visión que incluyen advertencia de vida silvestre y/o peatones, además de una pantalla frontal de alta resolución de 7x3 pulgadas.

En carretera

El Cullinan no es un Rolls Royce normal, con sus casi 6,000 libras de peso es diferente a cualquier automóvil que haya pasado por la firma inglesa en sus 114 años de historia y con su tracción en las cuatro ruedas sumada a un botón marcado como Off Road.

Su motor de 12 cilindros es ultra potente con una transmisión suave que no lo deja escucharlo. Ni a velocidades altas se siente el motor, ni su transmisión se esfuerza. El Culligan hace las cosas simples, solo presionando el mencionado botón Off Road ubicado en la consola central éste se eleva 40 milímetros a través de su suspensión neumática al tiempo que activa el mapeo de transmisión especial y el recorrido más largo del acelerador, lo que permite una mayor uniformidad del gemido de poderoso motor.

En un mundo de gente poderosa que ya tiene sus autos deportivos esparcidos por sus garajes, el Cullinan será el amigo ideal del día a día, sin olvidar que la exclusividad y la opulencia son muy importantes para la marca.

Precio y rendimiento

Por supuesto que por una joya exclusiva hay que pagar lo que vale. El precio del Cullinan comienza en $348,850 u a;camza $399,850 con la opción más sofosticada.

el consumo de combustible, por su pare es de 12 millas por galón en la ciudad y 20 mpg en la carretera, que no parece mucho para un V12 que debe mover a este vehículo de 6,000 libras.