Oposición de Nicaragua: “Sin libertad no hay independencia que celebrar”

·2  min de lectura

Managua, 15 sep (EFE).- Diversas organizaciones opositoras de Nicaragua afirmaron este jueves que “sin libertad no hay independencia que celebrar”, en el día en que el país conmemora el aniversario 201 de la emancipación de la Corona española.

“No hay respeto a los derechos ciudadanos, sin libertad no hay nada que celebrar. ¡Demandamos una ciudadanía con todos sus derechos y el respeto de los mismos!”, indicó en un pronunciamiento la Coordinadora Universitaria por la Justicia y la Democracia.

La organización juvenil además demandó la liberación de los más de 200 “presos políticos”, así como “la libertad de prensa, expresión, movilización, cátedra, y autonomía universitaria”, y del “uso de la bandera nacional” en el Día de la Independencia.

Nicaragua se independizó de la Corona española el 15 de septiembre de 1821, en el mismo proceso de Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Honduras, pero ha vivido históricos conflictos internos que permanecen en la actualidad.

“¿Independencia de qué? No hay independencia en Nicaragua por la violación sistemática de los derechos civiles y políticos de los nicaragüenses”, alegó la representante de SOS Nicaragua Europa, Winnye Bernard.

La dirigente opositora Alexa Zamora, de la organización Marimba, sostuvo que “en Nicaragua no podemos hablar de independencia mientras nuestros hermanos y hermanas que han alzado su voz por la lucha de la libertad se encuentran siendo presos políticos por culpa de una dictadura genocida. No podemos hablar de independencia cuando el dictador ha invitado a las tropas rusas a asentarse en nuestro país”.

Ortega, quien reclama la “soberanía de los pueblos”, ha brindado su apoyo al presidente de Rusia, Vládimir Putin, en su invasión a Ucrania, suele aprobar cada año el ingreso de tropas, naves y aeronaves de las Fuerzas Armadas rusas a territorio nicaragüense.

La Articulación de Movimientos Sociales (AMS), que aglutina a 60 ONG en un país donde han sido canceladas al menos 1.758 de estas, hizo referencia a las limitantes de cooperación.

“El régimen ha cerrado miles de ONG, miles de empleos, ha restringido la cooperación, aún somos presos en nuestra propia nación, no hay por qué celebrar el grito de patria y de libertad en nuestro país”, según la AMS.

“Tenemos una dictadura que literalmente es liberticida”, concluyó la Unidad Nacional Autoconvocada.

Desde 2018 Nicaragua vive una crisis que dejó al menos 355 muertos en su primer año, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y se agravó en noviembre pasado con los comicios en los que Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, fueron reelegidos en sus cargos, con siete de sus potenciales rivales en prisión y dos en el exilio.

(c) Agencia EFE