La oposición urge al presidente paraguayo acciones de choque contra la pandemia

Agencia EFE
·2  min de lectura

Asunción, 15 ago (EFE).- La Mesa de Presidentes de los partidos de oposición urgió al Gobierno de Mario Abdo Benítez, que este sábado cumple dos años al frente del Ejecutivo, a adoptar un plan de acción ante la gravedad de la crisis sanitaria y económica derivada de la pandemia, con medidas como recortar los salarios de los altos funcionarios.

La plataforma, en la que figura el Partido Liberal, el mayor de la oposición, exigió a través de un comunicado que se proceda a un "recorte de salarios astronómicos y fondos sociales de funcionarios (...) privilegiados indebidamente" como parte de esas medidas.

Los agrupados en esa mesa reclamaron además en su comunicado de este sábado el establecimiento de rebajas en las tarifas del servicio eléctrico, ajustes impositivos para las industrias del tabaco, del alcohol y de las bebidas azucaradas, además de un gravamen a las exportaciones de soja.

En ese sentido, los partidos de esa mesa rechazaron "toda propuesta e intento de incrementar la deuda pública del país mientras no se eliminen los gastos superfluos, se actualicen las tasas impositivas y se ejecuten los préstamos conforme a los fines y propósitos para los que fueron contraídos".

Ello en referencia a los 1.600 millones de dólares destinados por el Gobierno para enfrentar la pandemia con programas sociales y refuerzos sanitarios, que elevarán la deuda pública hasta el 25 % o 27 % del Producto Interno Bruto.

La mesa también exigió que la renegociación del tratado de Itaipú, la hidroeléctrica que Paraguay comparte con Brasil, quede a cargo del jefe de Estado que asuma tras las elecciones de 2023, año en que finaliza el acuerdo energético bilateral entre ambas partes y que será sujeto a una renegociación.

Las formaciones firmantes señalaron que la propuesta obedece a "la carencia de confianza y falta de capacidad del actual Gobierno".

Con ello esos partidos hacían referencia a un polémico acuerdo secreto eléctrico firmado entre los Gobiernos de Paraguay y Brasil que fue denunciado a mediados del año pasado por la oposición.

Ese acuerdo, luego anulado, puso a Abdo Benítez al borde de u juicio político que se desactivó tras lograr el apoyo de la facción del Partido Colorado liderada por su antecesor, Horacio Cartes.

Al mismo tiempo, la Mesa de Presidentes, que además del Partido Liberal está integrada por ocho grupos minoritarios, demandó la derogación de una controvertida acta de cogestión de la represa de Yacyretá, compartida con Argentina.

El documento, firmado en 2017 por Cartes y por el entonces presidente de Argentina, Mauricio Macri, fue calificado en el escrito de "entreguista, perjudicial y antipatriótico".

El pronunciamiento se suma a la marcha realizada este viernes en las calles de Asunción contra la gestión sanitaria y social del Gobierno de Abdo Benítez, que los sindicatos y fuerzas de izquierda consideran ineficaz y causante de un endeudamiento que tendrá como principales perjudicados a los trabajadores.

(c) Agencia EFE