Operador del 911 es acusado de homicidio involuntario después de supuestamente negarse a enviar ambulancia

·3  min de lectura
Kelly Tichenell (der) y su madre, Diania Kronk (izq). Kronk murió luego de que supuestamente un operador del 911 no envió una ambulancia a atenderla (Kelly Tichenell)

Un operador del 911 en Pensilvania enfrenta un cargo de homicidio involuntario después de que supuestamente no enviara ayuda a una mujer que necesitaba asistencia médica.

Leon “Lee” Price, de 50 años, de Waynesburg, fue acusado de la muerte en 2020 de Diania Kronk, de 54 años. Kronk murió desangrada un día después de que su hija le dijera al despachador que, sin ayuda, “iba a morir”.

Kelly Titchell, de 38 años, dijo a The Associated Press que creía que su madre aún estaría viva si Price le hubiera enviado ayuda.

“Creo que estaría viva hoy si hubieran enviado una ambulancia”, aseguró.

Además del cargo de homicidio involuntario, Price también fue acusado de imprudencia temeraria, opresión oficial y obstrucción.

Cuando Titchell llamó la noche de la emergencia de su madre, Price la interrogó varias veces sobre si su madre aceptaría o no que la llevaran a recibir tratamiento.

“Estará de acuerdo, porque estoy en camino allí, así que va, o se va a morir”, dijo Titchell en la llamada al 911.

Aparentemente, Price dijo que enviaría una ambulancia en media hora para recogerla, pero insistió en que “realmente tenemos que asegurarnos de que esté dispuesta a ir”.

“Va a ir, va a ir”, afirmó Titchell. “Porque si no, se va a morir, no hay nada más”.

Titchell dijo que su madre no estaba pensando con claridad y le comentó a Price que ella era la pariente más cercana de su madre.

Según los informes, Price todavía no estaba convencido de que Kronk aceptaría ir en la ambulancia, por lo que insistió a Titchell nuevamente. Ella respondió: “Ok, bueno, ¿podemos intentarlo?”.

Aproximadamente 10 minutos antes de que Titchell llegara a la casa de su madre, Price le preguntó si podría llamar al 911 para asegurarse de que su madre aceptaría una ambulancia.

Al llegar, encontraron a Kronk desnuda en el porche delantero e incoherente. Titchell le puso a su madre una bata de baño. Su madre le dijo repetidamente que “estaba bien, está bien”.

“Ella es la madre, ya sabes, no escucha a sus hijos”, comentó Titchell.

Desafortunadamente, Titchell no pudo encontrar el teléfono fijo de su madre y no tenía servicio celular en la casa. Titchell finalmente dejó la casa de su madre y regresó a casa. Le dijo a los investigadores que no volvió a llamar al 911 porque creyó que sin su madre presente para confirmar verbalmente que subiría en la ambulancia, la llamada no tendría sentido.

“Esto es inaudito, para mí. Quiero decir, enviarían una ambulancia por cualquier cosa”, señaló. “Y aquí estoy diciéndole a este tipo que mi mamá se va a morir. Es, como, está muriendo, y no le envían una ambulancia”.

Su hermano encontró a su madre muerta al día siguiente.

Price fue procesado el 29 de junio y luego fue puesto en libertad bajo fianza.

El abogado de Titchell, Lawrence Bolind Jr., dijo que espera que el caso evite que ocurran incidentes similares en el futuro.

“Tiene que quedar muy claro en todo el estado, que cuando llames no estará condicionado a que alguien al otro lado del teléfono diga que se proporcionará un servicio o no”, indicó. “Lo que estamos tratando de hacer aquí es que esto nunca le suceda a otra persona”.

El fiscal de distrito del condado de Greene también está investigando si existe o no alguna política o capacitación que permita a los despachadores del 911 negarse a ayudar a las personas que llaman.

“Todos merecemos la misma protección y todos merecemos acceso a servicios médicos”, explicó Dave Russo, el fiscal de distrito, en una entrevista. “Estoy muy preocupado en cuanto a la seguridad de la comunidad con respecto a esto”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.