Anuncios

Operación conjunta de Ecuador y España desarticula cártel albanés que enviaba droga a Europa

QUITO (AP) — Agentes de policía de Ecuador y España realizaron el martes una operación conjunta que permitió desarticular una organización de narcotráfico dirigida por un albanés, decomisar casi 2,4 toneladas de cocaína y detener a 30 personas presuntamente vinculadas con esa organización.

El general Willian Villarroel, director nacional antinarcóticos de Ecuador, dijo en rueda de prensa que los integrantes del cártel ingresaban al país como empresarios que operaban a través de seis empresas en Ecuador y cuatro en España “para realizar el lavado de activos... hemos determinado que no han podido justificar 32 millones de dólares”.

Añadió que del total de 30 detenidos tras 57 allanamientos simultáneos en Ecuador y España, 18 son ecuatorianos y el resto españoles, argentinos, albaneses y chinos.

La Fiscal General de Ecuador, Diana Salazar, publicó en su cuenta de X, antes Twitter, que “combatimos las redes criminales, incluida la mafia albanesa, atacando su financiamiento desde todos los frentes” y agradeció la colaboración de la Fiscalía de España en “nuestra lucha contra el crimen organizado”.

La acción coordinada de los uniformados se ejecutó después de dos años y medio de investigaciones y tras el cruce permanente de información entre las policías de ambos países.

La organización era dirigida por el albanés Dritan Gjika, a quien se le atribuye la responsabilidad de ingresar cocaína de Colombia que luego enviaba a Europa especialmente en contenedores de banano, el mayor producto de exportación de Ecuador. Gjika no está entre los detenidos.

El inspector en jefe de la policía española, Daniel Vásquez, destacó en la misma conferencia de prensa que para llevar a cabo las operaciones simultáneas “hemos tenido que coordinar el mismo día y a la misma hora” la acción de 400 agentes policiales en Ecuador y 350 en España, además de inspectores de la aduana y de la fiscalía.

Por las costas del Pacífico de Ecuador las organizaciones criminales trafican grandes cargamentos de drogas provenientes principalmente de Putumayo, en el sur de Colombia, y que tienen como destino Centroamérica, Estados Unidos y Europa, según las autoridades.

Ecuador cerró 2023 con un total de 211 toneladas de drogas decomisadas frente a las 201 del año anterior.