La ONU pide a Honduras investigar muerte de hombre que golpeó a una policía

·2  min de lectura

Tegucigalpa, 2 jun (EFE).- La Oficina del Alto Comisionado de la ONU de Derechos Humanos (Oacnudh) instó este jueves a Honduras a investigar la muerte violenta de un hombre que el domingo golpeó por la espalda a una mujer policía en un estadio tras terminar el partido de la final del Clausura entre el Real España y el Motagua.

En un comunicado, la Oacnudh expresó su preocupación por la muerte violenta de Wilson Pereza, "presuntamente cometida por la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas".

La muerte de Pérez, de 21 años, ocurrió la noche del lunes, horas después de que expresara a medios de comunicación "temor por su vida e integridad y la intención de entregarse a las autoridades", señaló.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU instó a las autoridades de Honduras a realizar "una investigación pronta, exhaustiva e independiente" conforme a las obligaciones de derechos humanos del Estado, incluyendo el Protocolo de Minnesota sobre la Investigación de Muertes Potencialmente Ilícitas.

Antes de su muerte, Pérez era buscado por las fuerzas de seguridad como "el autor de la agresión contra una agente de la Policía Nacional el (pasado domingo) 29/5 en el Estadio Olímpico de San Pedro Sula", precisó la Oacnudh.

Pérez supuestamente era uno de los centenares de aficionados del Real España que protagonizaron incidentes violentos en las gradas y la cancha del Estadio Olímpico Metropolitano, de San Pedro Sula, norte de Honduras, según el portavoz de la Policía Nacional, Miguel Martínez.

La mujer policía rodó por las gradas después de la patada que le propinó el agresor, cuya imagen fue registrada por cámaras de seguridad del 911 que fueron difundidas por la Policía Nacional, que además ofreció una recompensa de 100.000 lempiras (unos 4.000 dólares) al que brindara información sobre el presunto pandillero.

Las cámaras también mostraron otra imagen, en la cancha, en la que se ve que el mismo individuo le propina una patada por la espalda a uno de los árbitros del partido, en el que el Motagua se coronó campeón.

Según el portavoz de la Policía Nacional, Pérez era miembro de la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13) y murió luego de un enfrentamiento a tiros con agentes de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAP), en el barrio Juan Lindo, de San Pedro Sula, lo que su familia rechaza.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.