OK Google, tráeme una Coca-Cola: el gigante de la IA hace una demostración de camareros robots

·2  min de lectura

Por Paresh Dave

16 ago (Reuters) - Google, de Alphabet Inc., está combinando los ojos y los brazos de los robots físicos con los conocimientos y las habilidades de conversación de los chatbots virtuales para ayudar a sus empleados a conseguir refrescos y papas fritas en las salas de descanso con facilidad.

Los camareros mecánicos, mostrados en acción a los periodistas la semana pasada, encarnan un avance de la inteligencia artificial que hace el camino para que los robots polivalentes sean tan fáciles de controlar como los que realizan tareas únicas y estructuradas, como pasar la aspiradora o hacer guardia.

Los robots de Google no están listos para la venta. Sólo realizan unas pocas docenas de acciones sencillas y la empresa aún no les ha incorporado la función de llamada "OK, Google" que conocen los consumidores.

Aunque Google afirma que está llevando a cabo el desarrollo de forma responsable, la adopción podría estancarse en última instancia ante el temor de que los robots se conviertan en máquinas de vigilancia o que estén equipados con tecnología de chat que pueda dar respuestas ofensivas, como han experimentado Meta Platforms Inc y otros en los últimos años.

Microsoft Corp y Amazon.com Inc están llevando a cabo investigaciones similares sobre robots.

"Va a pasar un tiempo antes de que podamos tener una idea firme del impacto comercial directo", dijo Vincent Vanhoucke, director senior de la investigación robótica de Google.

Cuando se le pide que ayude a limpiar un derrame, el robot de Google reconoce que tomar una esponja es una respuesta factible y más sensata que disculparse por haber creado el desorden.

Los robots interpretan las órdenes habladas de forma natural, sopesan las posibles acciones en función de sus capacidades y planifican pasos más pequeños para conseguir lo que se les pide.

La cadena es posible gracias a la incorporación de tecnología lingüística a los robots, que se basa en la comprensión del mundo a partir de Wikipedia, las redes sociales y otras páginas web. Una IA similar es la base de los chatbots o los asistentes virtuales, pero no se ha aplicado antes a los robots de forma tan amplia, según Google.

En abril, Google develó esta iniciativa en un documento de investigación. La incorporación de una IA lingüística más sofisticada desde entonces ha aumentado el éxito de los robots en las órdenes al 74% desde el 61%, según una publicación del blog de la empresa el martes.

La filial de Alphabet, Everyday Robots, diseña los robots, que por ahora se limitarán a entregar aperitivos a los empleados.

(Reporte de Paresh Dave; Editado en español por Vicente Valdivia)