Solo en off: Juan Pablo Biondi, el “regreso” a la Casa Rosada del vocero que echó Cristina Kirchner y el enojo de un “lilito” con Bullrich y Macri

·3  min de lectura
Juan Pablo Biondi en la marcha de Plaza de Mayo
Juan Pablo Biondi en la marcha de Plaza de Mayo

Casi dos meses después de su abrupta salida del gobierno de Alberto Fernández, provocada por la derrota en las PASO, el exsecretario de Comunicación Juan Pablo Biondi volvió ayer a la Casa Rosada, aunque esta vez estuvo del lado de afuera. “Sigo siendo un militante peronista más, y sigo siendo amigo del Presidente”, dijo el exvocero y confidente presidencial a quienes lo reconocieron en medio de la multitud que ayer fue a celebrar el Día de la Militancia en Plaza de Mayo.

De jean, camisa fuera del pantalón y zapatillas informales, y con rostro más relajado que cuando compartía la agitada cotidianeidad presidencial, Biondi no entró en la Casa Rosada “porque no tenía nada que hacer adentro”, y además porque no quería-según contaron cerca suyo-incomodar a ninguno de sus sucesores, Juan Ross, el subsecretario Marcelo Martín y la portavoz Gabriela Cerruti.

Periodistas, empleados de Balcarce 50 y no pocos dirigentes se acercaron a saludarlo, casi dos meses después de una salida provocada, en buena medida, por aquella carta de Cristina Kirchner post-PASO en la que sin nombrarlo aludía a su tarea y lo acusaba de “operar” en su contra.

“Juanpi sigue siendo amigo del Presidente, se ven más de lo que sale en los diarios, su apoyo es incondicional pero no va a volver a menos que Alberto se lo pida”, agregaron cerca del vocero, que luego de algunas semanas de descanso volverá a su trabajo en el área de comunicación como “asesor de políticos”, aunque todavía sin nada definido. Sin rencores explícitos con la vicepresidenta, Biondi escuchó el discurso de su jefe político, a quien acompaña desde sus tiempos en el PJ porteño, y se fue contento por el apoyo recibido, más allá de que su regreso al Gobierno está descartado por el momento.

“Estamos hartos”, el enojo con Bullrich y Macri desde las huestes de Carrió

Si los ánimos estaban caldeados en Juntos por el Cambio luego de las elecciones del domingo en territorio porteño, cerca de Elisa Carrió dejaron en claro que Patricia Bullrich y Mauricio Macri quedaron en la mira por lo que consideran un fino “trabajo” contra María Eugenia Vidal en las elecciones recientes.

“Fue pésimo y generó daño que Macri se abrace con Milei en medio de la campaña”, tuiteó el legislador porteño Facundo de Gaiso, uno de los pocos dirigentes que siguió junto a Carrió la jornada de elección.

“La interna de Pro hace que se dañen entre ellos y nos complican a todos. Estamos hartos”, comentó otra espada legislativa de la CC-ARI luego de que Bullrich comentara que en la elección porteña se obtuvieron “menos votos de los que esperábamos”, en crítica directa a la decisión de Horacio Rodríguez Larreta de “mudar” a Vidal a la ciudad y promover a Diego Santilli para la provincia de Buenos Aires, dónde terminó con un ajustado triunfo sobre Victoria Tolosa Paz.

María Euguenia Vidal, Horacio Rodriguez Larreta y Mauricio Macri en el búnker de Juntos por el Cambio en Costa Salguero
Fabián Marelli


María Euguenia Vidal, Horacio Rodriguez Larreta y Mauricio Macri en el búnker de Juntos por el Cambio en Costa Salguero (Fabián Marelli/)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.