La novia menor de edad de Diego Maradona rompió el silencio: “Nunca me imaginé que me metería en las drogas”

·3  min de lectura
Mavys Álvarez dio una entrevista a un canal de Miami.
America TeVé

Mavys Álvarez, la novia menor de edad que Diego Maradona tuvo en Cuba, brindó una entrevista a un canal de Miami en el que contó su vínculo con el futbolista, a partir del tratamiento para recuperarse de su adicción a las drogas que hizo en la isla. “Era un privilegio ser su novia”, dijo sobre su forma de pensar en aquel entonces.

Álvarez contó que conoció a Maradona el viernes 1° de septiembre de 2000, cuando entonces tenía solo 16 años. Entonces, un empleado del hotel en el que se alojaba el astro futbolístico la interceptó, mientras paseaba por Matanzas, en la zona este de La Habana. Carlos Ferro Viera, amigo de Maradona, observó la escena.

En la entrevista al noticiero América TeVé del canal 41 de Miami, Álvarez recordó que al principio no salía de su asombro. “Estuvieron más de una hora convenciéndome de que era importante ayudar a Diego, que era una figura mundial, amigo de Cuba y que estaba deprimido. Y finalmente acepté”, afirmó.

Día Mundial de las Noticias: máxima preocupación por los efectos del cambio climático

Más tarde, la trasladaron hasta Vadero el hotel en el que se hospedaba Maradona. “Me recibió Guillermo Coppola, un amigo de Maradona. Ahí me asusté muchísimo porque estaba en toalla y pensé lo peor”, dijo, pero agregó: “ Unos minutos después me recibió Maradona. Conversó mucho conmigo y me dio confianza. Me cayó bien. Nunca se propasó. Me invitó junto a mi familia al día siguiente a cenar al palacio Dupont”.

El canal estadounidense decidió dividir la extensa entrevista con la mujer en cuatro partes; este lunes se difundió la primera emisión. Álvarez contó que, desde ese momento, se acercó a un mundo inexplorado para ella, que solo estaba reservado para turistas. Conoció el lujo, áreas exclusivas, pero también drogas, y alcohol.

Maradona había llegado a Cuba en enero de ese año. Su estadía en la isla se prolongó por cinco años en los que el vínculo con la joven cubana se afianzó. Después de un tiempo, la llevó a vivir con él a La Pradera, un Centro Internacional de Salud en el que se alojaba y en el que gobierno castrista le había autorizado dos casas.

“Mi mamá no lo tomó nada bien. Tampoco mi papá. Pero a esa edad uno suele ser muy rebelde y no tener en cuenta el criterio de los padres. La vida con Maradona era muy loca: fiestas, discotecas. Me llevaba a comer…. Nunca imaginé que después me metería en las drogas de las que me costó tanto trabajo salir”, admitió.

En ese sentido, reflexionó: “Al cabo de estos años me da pena de mí misma saber que tenía 16 años y fui parte de todo eso. Pero fue una experiencia más que tuve en la vida. No escogemos lo que nos toca vivir. Simplemente me dejé llevar”, dijo. A su vez, Álvarez admitió que s e negó a participar en fiestas sexuales , pese a las proposiciones de Maradona. Asimismo, descartó que haya ejercido la prostitución. Él me cayó bien. Me deslumbró. Fue una relación consentida”, remarcó.

San Isidro tiene tres nuevas islas: ahora los vecinos eligen sus nombres

Frente a la polémica que generó la difusión del caso, en el programa de América TeVé se consultó a la abogada Laritza Diversent, al frente de Cubalex, una organización de la sociedad civil cubana. “ En Cuba no se criminaliza las relaciones con menores de edad . A partir de los 14 años las niñas pueden casarse con el consentimiento de sus padres. Las relaciones sexuales sólo constituyen delito si se realizan bajo estupro, es decir, si el adulto utiliza el engaño o el abuso de superioridad sobre el menor”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.