Novartis entregará fármacos contra COVID-19 a precio de costo a países de bajos ingresos

Por John Miller
·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El logo de la compañía Novartis en un edificio de la farmacéutica suiza en Rotkreuz, Suiza
FOTO DE ARCHIVO: El logo de la compañía Novartis en un edificio de la farmacéutica suiza en Rotkreuz, Suiza

Por John Miller

ZÚRICH, 16 jul (Reuters) - La división Sandoz de Novartis no obtendrá beneficios de 15 medicamentos genéricos que está poniendo a disposición de países en desarrollo para tratar síntomas del COVID-19 mientras dure la pandemia, dijo el laboratorio suizo el jueves.

El compromiso de Novartis de entregar antibióticos, esteroides y píldoras contra la diarrea a 79 países en la lista del Banco Mundial de naciones de ingresos bajos y medios-bajos llevó a la ONG Médicos Sin Fronteras a pedir más transparencia en los precios y que la industria imite estas iniciativas "sin beneficios" para las nuevas medicinas contra el COVID-19.

Aunque Novartis no ha sufrido disrupciones en su cadena de suministro para estos medicamentos, el jefe de salud global de la firma, Lutz Hegemann, dijo a Reuters que el programa busca evitar que los vulnerables sistemas de salud de África, Asia, Sudamérica y Este de Europa se saturen.

"No deberíamos subestimar el estrés que supone el COVID, sobre todo en sistemas de salud frágiles", dijo Hegemann, agregando que Novartis espera trabajar con autoridades sanitarias, organizaciones religiosas y ONGs para eliminar sobreprecios. "Nuestro objetivo no son los canales clásicos de distribución comercial, sino los más directos".

Los fármacos con nombre comercial de Novartis han tenido una escasa aplicación en el tratamiento del coronavirus, pero un fármaco veterano contra la malaria como la hidroxicloroquina ha participado en algunos ensayos científicos contra la enfermedad.

Sin embargo, los genéricos de Sandoz son algunas de las medicinas usadas normalmente para tratar los síntomas de las personas hospitalizadas.

Entre los 15 fármacos hay varios antibióticos, el esteroide dexametasona -que ha tenido cierto éxito en el tratamiento de casos graves de COVID-19-, la dobutamina contra la insuficiencia cardiaca, el antifúngico fluconazol y el salbutamol para los pulmones, entre otros.

Hegemann no ofreció el costo "sin beneficios" de las medicinas en comparación con los precios comerciales. Estos fármacos llevan ya décadas activos y su fabricación es comparativamente barata.

(Reporte de John Miller en Zúrich y Pavel Polityuk en Kiev; editado en español por Carlos Serrano)