“No más arepas ni tequeños”: la protesta que atizó el sentimiento antiinmigrante en Panamá

image

Por Mariángela Velásquez/ESPECIAL-. Unas 100 personas respondieron a la convocatoria del Frente Nacional del Pueblo Panameño (FNPP) para protestar contra los inmigrantes ante el monumento del español Vasco Nuñez de Balboa en la icónica Cinta Costera de la capital.

El discurso incendiario que dominó las cuentas de Twitter y Facebook del FNPP se transformó en una moderada solicitud a las autoridades de Panamá a que ejerzan mayores controles migratorios.

“Creemos y pensamos que muchas de las políticas migratorias necesitan ser reformadas y modificadas, especialmente la ley migratoria del 2008. También necesitamos que los decretos ejecutivos llamados Crisoles de Razas, y el último instaurado en este año, que sean revocados. Son decretos ejecutivos que están por encima de la ley”, dijo el estudiante Pedro Rincón, responsable de la convocatoria.

El fin de semana pasado, el grupo publicó un cartel con mensajes que fueron considerados como ofensivos por algunos extranjeros residentes en el país.  “Que no vengan más y que se vayan los que están”, “Sin permiso ni carnet no se trabaja”, “No más migración descontrolada”, “No más arepas ni tequeños”, decía el anuncio divulgado por las redes sociales.

image

“Claramente hubo un error y ya hemos pedido disculpas y hemos hecho la aclaración. Creo que en medios internacionales, personas mal intencionadas quisieron llevarlo a ese punto. Hay que aceptar que el flyer tiene sus errores. Hemos pedido disculpas por eso. No es contra los hermanos venezolanos. Lo que queremos son reformas a la ley migratoria. Pero es más fácil decir que somos xenofóbicos a decir que somos personas preocupadas por el país”, explicó Rincón.

Otros manifestantes criticaron a empresarios y autoridades por contratar mano de obra barata y promover la trata de personas.

“Que no se confunda esto con xenofobia, porque los panameños no representamos eso. Representamos trabajo, entrega, educación y esas ganas de echar para adelante, pero necesitamos que los políticos, los funcionarios observen las fallas que estamos dejando entrar personas que no lo están haciendo bien, contratando mano de obra barata y promocionando la trata de personas”, expresó Fernando Noraldo.

Pero en las redes sociales del FNPP la batalla de mensajes ofensivos entre panameños y extranjeros se mantuvo viva en los últimos días.

image
image

El embajador de Panamá en Venezuela, Miguel Mejía, emitió un comunicado en su cuenta de Instagram, rechazando la acción del FNPP. “Como Embajador de Panamá en la República Bolivariana de Venezuela, como ciudadano panameño y del mundo, no puedo callar ante actos reprochables que rayan en la xenofobia y discriminación que lesionan la dignidad humana”.

Por su parte, Guillermo Cochez, ex alcalde y ex embajador de Panamá ante la Organización de Estados Americanos, expresó que la poca asistencia a la convocatoria antimigratoria mostró el repudio del pueblo panameño ante esas iniciativas.

“Yo no creo que los panameños estén siendo desplazados por los venezolanos. Mientras tengamos una tasa de desempleo del 4 o 5 por ciento que venga todo el que quiera y que venga el que aporta. Los venezolanos no estudiaron aquí, no le costaron un centavo a Panamá y están dando muchísimo en materia de educación, de inversión”, expresó Cochez, quien fue destituido del cuerpo diplomático en 2013 por haber cedido su derecho de palabra en una sesión ordinaria del Consejo Permanente de la OEA a la dirigente opositora venezolana María Corina Machado.

Cría fama

La ola migratoria a Panamá provocada por el deterioro de la situación económica y política de Venezuela ha causado fricciones y cierta tensión social entre los panameños, quienes en ocasiones se sienten irrespetados y menospreciados por los inmigrantes recién llegados.

“Aquí hubo una venezolana que nos trató de monos come bananas. Se formó en las redes sociales una insultadera horrible, espantosa, por Facebook, por Instagram. Eso fue una cosa inmensa aquí. Nosotros no denigramos a ningún venezolano, ningún colombiano ni a ninguna persona de otro país”, dijo Yeritza Aguilar.

Preocupaciones apremiantes como el aumento de la criminalidad, las deficiencias en el transporte público o en sector escolar son achacadas con frecuencia a los venezolanos. Importantes medios han destacado en primera plana la captura de un venezolano, quien fue imputado por el delito de secuestro agravado por la Fiscalía contra la Delincuencia Organizada.

Una de las solicitudes concretas a las autoridades panameñas es la imposición de visas para los venezolanos. El ex boxeador Roberto “mano de piedra” Durán es uno de los que ha apoyado esta medida, que limitaría la entrada de inmigrantes de ese país sudamericano.

Algunos inmigrantes se sintieron ofendidos por la convocatoria. “Se me heló la sangre cuando leí eso en el WhatsApp del salón de mi hija. Me dolió profundamente la falta de tacto de otras mamás al abordar el tema”, dijo una venezolana que pidió no ser identificada sobre la publicación y los comentarios en el ámbito escolar.

Según las estadísticas publicadas por el Servicio Nacional de Migración de Panamá, sólo en 2016 aprobaron 16.936 permisos de residencia permanente, de los cuales 3.882 fueron otorgados a ciudadanos venezolanos y 1.546 a colombianos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.