Niños jugando a la guerra: esta foto es perfecta para mostrar el drama de Ucrania

·3  min de lectura

El 24 de febrero de 2022, Rusia inició su ofensiva sobre Ucrania. Desde entonces, han pasado tres meses que se han caracterizado por la férrea resistencia ucraniana y las dificultades de las tropas de Vladímir Putin para conseguir avances significativos.

En estos momentos, el conflicto está bastante estancado, pero los enormes cambios que se han producido en la sociedad ucraniana probablemente durarán muchas décadas. No hay más que observar esta foto tan simbólica para darse cuenta de que hasta los niños se han visto obligados a crecer rápidamente ante la situación que les está tocando sufrir.

Los dos niños juegan en una trinchera. (REUTERS/Gleb Garanich)
Los dos niños juegan en una trinchera. (REUTERS/Gleb Garanich)

Se llaman Andrii, de 12 años, y Valentyn, de 6. Ambos se encuentran cerca de su casa en el pueblo de Stoyanka, en la región de Kiev, en una trinchera, un recordatorio de que hasta hace nada las tropas rusas no estaban demasiado lejos y ellos quizás temían por sus vidas.

Pese a lo doloroso que supone cualquier conflicto armado para la población civil, ellos siguen manteniendo la inocencia propia de su edad, aunque la situación actual influye y mucho en la elección del juego y en este momento no hay ninguno mejor para ellos que representar el papel de dos valientes soldados ucranianos que salvan al país del invasor.

En el interior de la trinchera, los dos pequeños apuntan con sus armas de juguete a un enemigo que en ese momento no está enfrente, pero que sí está presente en la mente de toda la sociedad ucraniana: el atacante ruso.

Andrii y Valentyn patrullan las calles que rodean su casa. (REUTERS/Gleb Garanich)
Andrii y Valentyn patrullan las calles que rodean su casa. (REUTERS/Gleb Garanich)

Los dos pequeños llevan la bandera de Ucrania en el casco y parecen totalmente preparados para la guerra. En otro contexto o en otro lugar, probablemente solo sería un inocente juego, pero en Ucrania es imposible disociarlo del día a día.

Además de estar en la trinchera, los dos niños también salen a patrullar los alrededores. Como están jugando a ser soldados ucranianos, es su labor mantener tanto su casa como su pueblo a salvo. Y es que los niños ucranianos están teniendo que lidiar con esta guerra que va a marcar su infancia y parte de su vida.

Aunque ahora Rusia se ha centrado exclusivamente en el Donbás, el este de Ucrania, lo cierto es que durante semanas las bombas han golpeado duramente a casi todo el país, dejando tras de sí la muerte, el dolor y la destrucción.

Los pequeños hacen un saludo militar. (REUTERS/Gleb Garanich)
Los pequeños hacen un saludo militar. (REUTERS/Gleb Garanich)

Uno de los últimos capítulos de esta guerra se ha escrito en Mariúpol, con la ciudad cayendo en manos de los rusos tras un larguísimo asedio. Los ataques continúan y no se avista en el horizonte una salida al conflicto, mientras que los ucranianos se empiezan a acostumbrar a una rutina diaria: convivir con la guerra. Y esta situación se extiende hasta a los juegos de los más pequeños.

EN VÍDEO I Se casa un mes después de perder las dos piernas por una mina del ejército ruso y comparte el vídeo en redes

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.