Niño presuntamente autista de 10 años, arrestado por la policía en su colegio

Benito Kozman

Cuando John Benjamin Haygood, de 10 años, regresó a la escuela tras una ausencia de cinco meses, su madre no sabía que sería arrestado.

El niño fue esposado en la escuela Academia Alternativa Okeechobee, en Florida, en un encuentro que fue filmado por su propia madre.

En el video, se escucha cómo Luanne Haygood les pregunta a dos policías escolares: “¿Un niño no tiene los mismos derechos que un adulto?”. Su hijo está sentado en un asiento llorando mientras se acercan los oficiales.

“Tiene autismo. No sabe lo que está pasando “, se oye decir a la mamá de John en el video de la detención. “Está muerto de miedo. Tiene 10 años”.

La oficina del sheriff dijo que Haygood fue arrestado el 12 de abril por delito grave contra la autoridad de la junta escolar. Pasó un tiempo en detención juvenil.

Su madre dijo que esto se debe a que pateó a un “paraprofesional” en la escuela en diciembre de 2016. El altercado supuestamente dejó al profesor con arañazos y otras marcas, informó la afiliada de la CBS, WPEC-TV.

La madre no niega la historia problemática de su hijo en la escuela, pero dice que su autismo es responsable de su comportamiento.

En octubre, John fue expulsado del centro escolar y obligado a completar el trabajo desde su casa.

Sorpresa al volver a clase

Pero el miércoles pasado, cuando se presentó de nuevo por primera vez en cinco meses para las pruebas estatales, las cosas no salieron como estaba planeado. Un oficial de la escuela lo reconoció y confirmó que todavía tenía una orden pendiente por el asalto, informó WPEC.

El menor fue conducido a una cárcel juvenil en la vecina localidad de St Pierce y liberado a la mañana siguiente. Tiene una cita judicial pendiente en mayo.

WPEC informó que a John sólo se le proporcionó una comida durante su tiempo detrás de las rejas.

“Para que lo arrestaran en la escuela frente a otros estudiantes, frente al personal, durante las horas de clase… podrían haber venido a mi casa en cualquier momento para decirme lo que estaba pasando”, declaró la mujer, que dice estar harta de llamar al distrito escolar por no proporcionar los recursos adecuados para manejar a un niño como John.

“Estaba extremadamente enojada. Sentí que esto era un juego de poder: Vamos a arrestar a tu hijo si no puede seguir las reglas”, agregó.

Por otro lado, las autoridades judiciales dicen desconocer los problemas de salud de John.

El distrito escolar se negó a comentar sobre el caso, excepto para decir que no invitaría a nadie a ir a una escuela con el propósito de hacer un arresto.