El parlamento armenio comienza la legislatura en medio de tensiones con Azerbaiyán

·4  min de lectura

Tiflis, 2 ago (EFE).- El Parlamento armenio, nacido de la crisis provocada por la derrota en la guerra de Nagorno Karabaj, celebró este lunes la sesión inaugural de la nueva legislatura en medio del agravamiento de las tensiones fronterizas con Azerbaiyán.

Nada más comenzar la sesión, la mayoría parlamentaria -formada por diputados del oficialista Pacto Cívico- propuso para el cargo de primer ministro a Nikol Pashinián, actual jefe de Ejecutivo en funciones.

Sin dilación, el presidente del país, Armen Sarkisián, firmó el decreto de nombramiento de Pashinián como primer ministro, con lo que el político asume su segundo mandato al frente del país y el primero tras el último conflicto bélico en Nagorno Karabaj en otoño pasado.

Tras las elecciones parlamentarias anticipadas del pasado 20 de junio, el partido del primer ministro obtuvo 71 de los 107 escaños en el Legislativo, al que también accedieron dos fuerzas opositoras: el bloque Armenia, con 29 diputados, y Tengo el Honor, con 7.

FORMACIÓN DEL GOBIERNO

Pashinián, de 46 años, tiene a partir de hoy un plazo de 15 días para formar el Gabinete, tras lo cual dispondrá de otros 20 días para presentar su programa de gobierno a la Asamblea Nacional, el Legislativo unicameral armenio.

Pero el primer nombramiento no se hizo esperar y el general Arshak Karapetián, hasta ahora primer viceministro de Defensa, fue designada titular de la cartera.

Karapetián sustituye así en el cargo a Vagarshak Arutiunián, quien encabezó el Ministerio de Defensa armenio pocos días después del fin de la guerra de los 44 días en Nagorno Karabaj, enclave con mayoría de población armenia en territorio de Azerbaiyán.

Según la prensa armenia, Arutiunián, quien ya había dirigido la cartera de Defensa entre 1999 y 2000, podría ser designado próximamente embajador de su país en Moscú.

POLÉMICA CON DIPUTADOS DETENIDOS

La primera sesión del nuevo Legislativo no estuvo exenta de polémica, pues los diputados opositores acudieron al hemiciclo con camisetas blancas que llevaban impresas fotografías en blanco y negro de dos diputados que se encuentran arrestados, acompañadas de la leyenda "Preso político".

Estos dos legisladores del bloque Armenia fueron detenidos a mediados del mes pasado bajo acusaciones de abuso de poder y estafa durante las elecciones anticipadas del 20 de junio, pero sus correligionarios consideran que se trata de un intento de acallar a la oposición.

Ambos diputados son exdirigentes de dos localidades de la provincia sureña de Syunik, fronteriza con Azerbaiyán, donde en los últimos meses se han reportado varios choques armados entre las fuerzas armenias y azerbaiyanas.

El bloque Armenia, del expresidente Robert Kocharián, acusó previamente a las autoridades de represiones políticas contra dirigentes de Syunik, donde en diciembre pasado la oposición organizó una protesta e impidió la visita del primer ministro.

Este lunes, los parlamentarios de Armenia y Tengo el honor insistieron en la necesidad de liberar a sus compañeros detenidos y abandonaron el hemiciclo a mitad de la sesión inaugural en señal de protesta.

TENSIONES EN LA FRONTERA

El Parlamento armenio echa a andar en un momento cuando vuelven a crecer las tensiones entre Armenia y Azerbaiyán debido a repetidos incidentes fronterizos, que se han saldado con al menos tres soldados muertos en el lado armenio y varios heridos en ambos bandos.

Para evitar una mayor escalada, Pashinián abogó la semana pasada por el despliegue de una misión de monitoreo de la postsoviética Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), liderada por Rusia, a lo largo de toda la frontera entre Armenia y Azerbaiyán y aseguró que Ereván estaba dispuesto a estudiar también otras fórmulas para el arreglo de la situación.

El líder armenio se pronunció también a favor del comienzo de la delimitación y la demarcación de la frontera con Azerbaiyán, pero insistió en que para ello las fuerzas azerbaiyanas que se adentraron en territorio armenio el pasado mayo deben replegarse.

Además, Pashinián abogó por la necesidad de la presencia de militares rusos durante esas labores, para evitar nuevos choques entre los efectivos de las partes.

Armenia y Azerbaiyán nunca llegaron a delimitar su frontera común al enzarzarse en un conflicto por el control de Nagorno Karabaj antes de la desintegración de la URSS.

Al caer el imperio soviético, las dos repúblicas ya habían comenzado las hostilidades y la frontera armenio-azerbaiyana nunca llegó a ser delimitada bilateralmente.

Misha Vignanski

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.