Nieto del exgobernador de Nayarit y quien lo asesinó tiene cáncer

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 19 (EL UNIVERSAL).- Debido al cáncer que padece, Gilberto Flores Alaves, quien en 1978 asesinó a sus abuelos, Gilberto Flores Muñoz, exgobernador de Nayarit, y Asunción Izquierdo, cuando dormían, se encuentra internado en un hospital privado al sur de la Ciudad de México.

"Está desahuciado", aseguraron a EL UNIVERSAL fuentes allegadas a la familia, quienes precisaron que Flores Álvarez recibe atención médica en el Hospital Ángeles del Pedregal.

En enero de 1978, Gilberto Flores Muñoz, en ese momento director de la Comisión Nacional de la Industria Azucarera, en el gobierno de José López Portillo, y su esposa, Asunción Izquierdo, fueron asesinados al interior de su casa de la colonia Lomas de Chapultepec, en la Ciudad de México.

La pareja fue asesinada a machetazos en su recamara durante la madrugada del 6 de enero y Alicia Flores, una de sus nietas, encontró los cadáveres ensangrentados.

Tras las primeras indagatorias, la policía capitalina arrestó a cuatro trabajadores de la familia, entre ellos el chofer de Gilberto Flores Muñoz, como los principales sospechosos de lo que en aquella época se consideró un crimen atroz. Sin embargo, salieron en libertad por falta de pruebas.

En octubre de dicho año, El Gráfico, del diario EL UNIVERSAL, publicó en su primera plana que Gilberto Flores Alaves, de 22 años de edad, era el asesino de sus abuelos, tras caer en contradicciones en sus declaraciones ministeriales.

El político priista, Gilberto Flores Muñoz, fue gobernador de Nayarit, secretario de Agricultura y Ganadería, senador y diputado federal durante el sexenio del presidente, Adolfo Ruiz Cortines.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.