Niño de tres años muere en un automóvil en un día de un calor sofocante

·3  min de lectura

Un niño de tres años murió el lunes afuera de una escuela de Miami Gardens tras pasar casi seis horas atrapado dentro de un vehículo calcinante durante uno de los días más calientes en lo que va de año, según dijo la policía.

Fuentes policiales dijeron que el pequeño es uno de los varios niños de una misma familia que asiste al Centro Educacional Lubavitch, localizado en el 17330 NW 7 Avenue. La policía cree que el padre, que conducía el automóvil y trabaja en el centro, dejó accidentalmente al niño dentro del auto por la mañana mientras la familia entraba a la escuela.

El lunes, la temperatura en Miami alcanzó los 93 grados Fahrenheit, en tanto el índice de calor llegaba a los 103 grados. Debió haber sido mucho más caliente y sofocante dentro de un vehículo cerrado que bajo el sol.

De acuerdo con una fuente, el padre —cuya identidad junto a la de su hijo muerto no se ha revelado hasta ahora— corrió al automóvil aproximadamente a las 3 p.m. luego que alguien en la escuela le dijo que no habían visto al pequeño en todo el día. Pero ya era demasiado tarde.

El lunes, detectives de la policía interrogaron al padre hasta bien entrada la noche para determinar si la muerte era o no un accidente.

Por el momento, la policía de Miami Gardens solo ha dado a conocer un comunicado oficial de dos párrafos donde dijo que el niño fue transportado al hospital donde falleció.

La policía busca una orden para tener acceso a un video de vigilancia de la escuela o de algún inmueble cercano que pudiera mostrar qué ocurrió exactamente. No se sabe con claridad cuántos niños de la familia asistieron a la escuela.

En horas de la noche, el Centro Educacional Lubavich dio a conocer una declaración donde decía que se trataba de una “tragedia”, y que el niño de tres años era hijo de dos empleados que trabajan en el centro. Benzion Korf, decano de Lubavich, dijo que el martes un terapeuta y un consejero de comportamiento estarían disponibles para atender al personal y a los estudiantes del centro.

“La tragedia nos ha impactado muy de cerca y muchos en nuestra comunidad escolar están sumamente afectados por lo ocurrido”, dijo Korf. “No hay palabras para describir el enorme dolor y la tristeza que sentimos”.

Según el Centro Judío Ortodoxo, o el portal de Chabad, la escuela ofrece campamento de verano y clases desde preescolar hasta secundaria.

El lunes al atardecer era todavía muy temprano para determinar si el padre sería acusado de algún delito. Aunque suceda, acusar a los padres por la muerte de un hijo dentro de un automóvil cerrado no es muy común. Los detectives que están recogiendo información en el caso de Miami Gardens se la entregarán a la Fiscalía Estatal del Condado Miami-Dade, que se encargará de determinar si se presenta o no alguna acusación contra el padre del pequeño.

Con sus asfixiantes índices de calor, la Florida tiene el segundo número más alto de muertes en autos de todo el país desde 1998, con un poco más de 100. En 2018 y 2019, 53 niños murieron en cada uno de los dos años de un calor excesivo en un vehículo, la mayoría tras haber sido olvidados por un padre, señala la Administración Nacional de Seguridad y Transporte en Carreteras.

La reportera del Miami Herald, Elise Gregg, contribuyó con esta historia.

Traducción de Jorge Posada

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.