Los 'newsgames' sacan a la luz la cruel persecución de los uigures en China

·4  min de lectura
<span class="caption">Imagen del reportaje _Inside Xinjiang´s Prison State_ de The New Yorker.</span> <span class="attribution"><a class="link " href="https://www.newyorker.com/news/a-reporter-at-large/china-xinjiang-prison-state-uighur-detention-camps-prisoner-testimony" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:The New Yorker">The New Yorker</a></span>
Imagen del reportaje _Inside Xinjiang´s Prison State_ de The New Yorker. The New Yorker

La actualidad informativa de los últimos meses viene marcada por la invasión de Rusia a Ucrania. Es solo un episodio más de las vulneraciones del derecho internacional y de los derechos humanos por parte de las grandes potencias bajo el pretexto de defenderse de un supuesto enemigo o de mantener su integridad territorial.

Con estos argumentos se ha perseguido de manera reciente a diferentes minorías étnicas y religiosas, como los rohinyás, en Myanmar; los yazidíes del norte de Irak o los uigures de la región noroeste de China.

Gran parte de estas realidades, muy desconocidas para el gran público, han obtenido representación y difusión por parte de las diferentes agencias informativas a través de un nuevo formato: los newsgames (una nueva familia de videojuegos serios e interactivos) y los documentales inmersivos o docugames.

Contenidos transmedia

Como han destacado algunos investigadores, se trata de creaciones digitales que participan de las narrativas transmedia, es decir, que combinan la interactividad (la capacidad de tomar decisiones por parte del lector/prosumidor), la hipertextualidad (textos vinculados a su vez a otras fuentes de información) y la multimedialidad (combinación de imágenes, sonidos, videos, textos, realidad virtual, realidad aumentada…).

El resultado son productos informativos innovadores en los que la tecnología desempeñan un papel importante junto a la capacidad de gestión, la creatividad narrativa y la rigurosa labor de documentación.

La persecución de los uigures

Uno de los temas que ha centrado el interés de diferentes medios periodísticos internacionales ha sido el de la persecución de los uigures, una minoría musulmana de origen turco presente en la región de Xinjiang cuyo número se eleva a once millones.

Durante décadas, la comunidad uigur se ha enfrentado a una creciente represión por parte del Gobierno chino. El reciente aumento de la violencia contra los uigures y la aceleración de las políticas de limpieza étnica han sacado a la luz el genocidio cultural que se está produciendo en el noroeste de China.

La sociedad internacional guardó silencio ante la situación durante mucho tiempo. Sin embargo, ha comenzado a reaccionar en los últimos años y amenaza a la potencia asiática con importantes sanciones económicas y diplomáticas.

Falsas acusaciones de terrorismo

Tras acusaciones de terrorismo, y teniendo en cuenta la relevancia geoestratégica de esta zona en la Nueva Ruta de la Seda china, se han utilizado este tipo de pretextos para internar a casi un millón de uigures en campos de concentración, bautizados por las autoridades del país como “campos de reeducación”.

Aprovechando las potencialidades de los newsgames y de las subcategorías que de los mismos se derivan (como docugames o documentales inmersivos a partir de realidad aumentada y realidad virtual), medios como Al Jazeera y The New York Yorker han denunciado estos sucesos ante sus audiencias globales.

Living in the Unknown es una creación de Al Jazeera Contrast, la sección de la cadena especializada en la creación de webs inmersivas, que combinan imágenes reales en 360 grados con la interactividad. Este título nos presenta diferentes historias, protagonizadas mayoritariamente por mujeres que se vieron forzadas a exiliarse a Turquía debido a las sanciones, violencias y castigos que sufrían en su tierra de origen.

A través de los teléfonos de estas personas se recibe una gran cantidad de información (en forma de vídeos, mensajes de chat o archivos de audio) que permite al usuario tener un conocimiento detallado, libre y progresivo de su problemática. Paralelamente, también se produce una aproximación a los ricos caracteres culturales y religiosos de este pueblo, lejos de su simplificación y reduccionismo como grupo terrorista y separatista que emana de Pekín.

En consonancia con este tema, en 2021 el portal informativo The New Yorker lanzó un reportaje sobre los campos de internamiento uigures en China, Inside Xinjiang´s Prison State y un documental complementario titulado Reeducated, que presentaba testimonios reales de tres personas sobre las duras condiciones de los reclusos a través de la combinación de animaciones a lápiz y pincel junto con secuencias animadas en 360 grados y realidad virtual.

Estas innovadoras creaciones digitales han recibido importantes reconocimientos internacionales debido a sus narrativas y conjunción de formatos, calidad y rigurosidad por los Online Journalism Awards.

El nuevo periodismo no duda en emplear este género de composiciones para llegar a un público que demanda productos informativos interactivos, accesibles y alejados de los formatos tradicionales. La respuesta a esta demanda han sido destacados newsgames y documentales inmersivos –como los aquí referidos– capaces de mostrar aquellas problemáticas que no copan ni un segundo en nuestras televisiones o apenas unas líneas en nuestros diarios de papel en el día a día.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Antonio César Moreno Cantano es miembro del Grupo de Investigación Seguridad, Desarrollo y Comunicación en la Sociedad Internacional de la UCM (UCM-971010-GR96/20).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.