Anuncios

Israel combate a Hamás en Ciudad de Gaza; prevé controlar la seguridad en Gaza tras la guerra

JAN YUNIS, Franja de Gaza (AP) — Israel dijo el martes que su infantería estaba luchando contra los combatientes de Hamás muy en el interior de la ciudad más poblada de la Franja de Gaza, lo que representa el inicio de una nueva fase del conflicto, y los dirigentes israelíes prevén tomar el control de la seguridad del territorio palestino al término de la guerra.

El avance de las fuerzas israelíes en Ciudad de Gaza sin duda hará que la cifra de muertes, que ya es elevada, siga aumentando, mientras que las declaraciones del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, sobre controlar la seguridad de Gaza apuntan a un final incierto de una guerra que, según Israel, será larga y difícil.

El portavoz de Hamás, Ghazi Hamad, negó el martes desde Beirut que las fuerzas israelíes estuvieran logrando avances militares significativos o que hubieran avanzado profundamente en la Ciudad de Gaza.

“Nunca le dirán la verdad a la gente”, señaló Hamad. Añadió que varios soldados israelíes murieron el lunes y que “muchos tanques fueron destruidos”.

“Los palestinos luchan y luchan y luchan contra Israel, hasta que acabemos con la ocupación”, dijo Hamad.

The Associated Press no pudo verificar de forma independiente las declaraciones de ninguna de las partes.

En tanto, los israelíes conmemoraron el 30mo día desde que los combatientes de Hamás mataron a 1.400 personas durante el asalto del 7 de octubre que dio inicio a la guerra. Unas 240 personas que fueron tomadas como rehenes por Hamás siguen en Gaza, y más de 250.000 israelíes han evacuado sus hogares cerca de las fronteras con Gaza y Líbano debido al continuo lanzamiento de cohetes hacia Israel.

Un mes de incesantes bombardeos israelíes contra Gaza ha matado a más de 10.300 palestinos, de los cuales dos terceras partes eran mujeres y niños, de acuerdo con el Ministerio de Salud del territorio palestino gobernado por Hamás. Se cree que otras 2.300 personas están sepultadas en los escombros de los edificios destruidos por los bombardeos.

Alrededor del 70% de los 2,3 millones de habitantes de Gaza han dejado sus hogares, y más de 700.000 de ellas han buscado refugio hacinadas en escuelas de la ONU. Los civiles de Gaza sobreviven con poca ayuda exterior y por su propia búsqueda diaria de alimentos y agua, ya que los suministros han disminuido tras semanas de asedio israelí.

En una entrevista con ABC News, Netanyahu dijo que el ejército israelí ha matado a varios miles de combatientes de Hamás desde que empezó la guerra. La cifra de muertes proporcionada por el Ministerio de Salud de Gaza no desglosa cuántos son civiles y cuántos combatientes, y los combatientes muertos que no son trasladados a los hospitales no están incluidos en este recuento.

HUYENDO HACIA EL SUR

Israel lanzó una nueva oleada de bombardeos contra la Franja de Gaza el martes, mientras cientos de palestinos huyen hacia el sur del territorio.

Algunos llegaron en carretas jaladas por burros, la mayoría a pie, otros empujando a familiares ancianos en sillas de ruedas, todos visiblemente exhaustos. Muchos sólo llevaban la ropa que tenían puesta. “No hay comida ni bebidas, la gente se pelea en las panaderías”, dijo un hombre que no quiso dar su nombre.

Cientos de miles de personas han acatado las órdenes israelíes de desalojar el norte de Gaza y desplazarse hacia el sur, fuera de la trayectoria del asalto terrestre. Otros temen hacerlo, ya que las tropas israelíes controlan parte de la ruta norte-sur.

Pero Israel también ha estado bombardeando el sur de Gaza.

Un ataque israelí destruyó varias viviendas el martes temprano en Jan Yunis. Un periodista de The Associated Press que se encontraba en el sitio vio cómo los socorristas sacaron de entre los escombros cinco cadáveres, tres de ellos de niños. Un hombre lloraba mientras cargaba a una niña ensangrentada, hasta que un socorrista se la quitó de los brazos y le dijo: “Suéltala, suéltala”, para llevarla rápidamente a una ambulancia.

Un video de AP grabado en un hospital cercano mostraba a una mujer que buscaba desesperadamente a su hijo, y que comenzó a llorar y a besarlo cuando lo encontró semidesnudo y lleno de sangre, pero aparentemente sin ninguna herida grave. Una niña lloraba junto a un bebé en una camilla, que aparentemente había muerto.

“Estábamos durmiendo, bebés, niños, ancianos”, dijo un sobreviviente, Ahmad al-Najjar, quien es el director general del Ministerio de Educación de Gaza.

En la localidad de Deir al-Balah, los rescatistas sacaron al menos a cuatro muertos y a varios niños heridos de entre los escombros de un edificio colapsado, dijeron testigos. “Mi hija”, gritó una mujer mientras corría detrás de ellos.

Israel dice que ataca a los combatientes y la infraestructura de Hamás, y acusa al grupo de poner en peligro a los civiles al operar entre ellos.

En una escuela de Jan Yunis, miles de desplazados vivían en las aulas y en el patio de recreo. Una de ellos, Suhaila al-Najjar, dijo que el último mes había estado repleto de noches sin dormir.

“¿Qué nos espera? ¿Cómo viviremos? Las panaderías han cerrado, no hay gas. ¿Qué comeremos?”, comentó.

ISRAEL MANTENDRÁ EL CONTROL

Israel ha prometido quitar a Hamás del poder y acabar con sus capacidades militares, pero ni Israel ni su principal aliado, Estados Unidos, han dicho qué pasará después.

Netanyahu comentó a ABC News que Gaza sería gobernada por “aquellos que no quieran seguir el camino de Hamás”, pero no dio más detalles.

“Creo que durante un periodo indeterminado Israel tendrá la responsabilidad de la seguridad general porque hemos visto qué sucede cuando no la tenemos. Cuando no asumimos la responsabilidad de la seguridad, lo que tenemos es la erupción del terrorismo de Hamás en una escala que no podíamos imaginar”, dijo.

Netanyahu no aclaró cómo sería el control de la seguridad. Funcionarios estadounidenses han aconsejado que Israel no vuelva a ocupar Gaza.

Funcionarios israelíes dijeron que la ofensiva contra Hamás durará algún tiempo, y reconocieron que todavía no han elaborado un plan concreto para lo que pasará después de la guerra. El ministro de Defensa ha dicho que Israel no pretende reocupar Gaza a largo plazo, pero prevé una larga fase de combates de baja intensidad contra “focos de resistencia”. Otros funcionarios han hablado sobre establecer una zona de seguridad que mantendrá a los palestinos alejados de la frontera con Israel.

“Hay varias opciones que se están discutiendo para el día después de Hamás”, comentó Ophir Falk, uno de los principales asesores de Netanyahu. “El común denominador de todos los planes es que: 1) Ya no existirá Hamás 2) Gaza será desmilitarizada 3) Gaza será desradicalizada”.

Israel retiró a sus tropas y colonos en 2005, pero mantuvo el control sobre el espacio aéreo, la costa, el registro de la población y los cruces fronterizos, salvo un cruce con Egipto. Hamás arrebató el poder a las fuerzas leales al presidente Mahmud Abás en 2007, con lo cual la Autoridad Palestina quedó confinada a partes del territorio palestino de Cisjordania, ocupado por Israel. Desde entonces, Israel y Egipto han impuesto diversos grados de bloqueo sobre la franja.

En su entrevista con ABC News, Netanyahu también se mostró abierto por primera vez a “pequeñas pausas” en los combates para facilitar la entrega de ayuda a Gaza o la liberación de rehenes. Pero descartó cualquier cese del fuego general sin la liberación de todos los rehenes.

FUERTES COMBATES EN EL NORTE DE GAZA

Por ahora, las fuerzas israelíes están centradas en el norte de Gaza, incluida la Ciudad de Gaza, que antes de la guerra tenía unos 650.000 habitantes. Israel dijo que Hamás tiene una amplia infraestructura dentro de zonas residenciales, incluida una extensa red de túneles.

El ejército israelí dice que ha matado a miles de combatientes de Hamás, mientras que 30 efectivos israelíes han muerto en Gaza, desde que empezó la ofensiva terrestre.

Se cree que varios cientos de miles de personas siguen en el norte de Gaza, en la trayectoria del asalto israelí.

Residentes del norte de Gaza reportaron fuertes combates durante la noche del lunes y hasta el martes por la mañana en las afueras de Ciudad de Gaza. El campamento de refugiados de Shati, un barrio urbanizado que alberga a refugiados de la guerra de 1948 que rodeó la creación de Israel y a sus descendientes, ha sido bombardeado intensamente en los últimos dos días, señalaron los residentes.

La guerra también avivó tensiones más amplias, e Israel y el grupo militante libanés Hezbollah han intercambiado disparos a lo largo de la frontera. Más de 160 palestinos han muerto en Cisjordania desde el comienzo de la guerra, principalmente en protestas violentas y enfrentamientos con las fuerzas israelíes durante redadas.

Cientos de camiones con ayuda han podido ingresar a Gaza desde Egipto desde el 21 de octubre. Pero los trabajadores humanitarios dijeron que la ayuda está lejos de ser suficiente para cubrir las necesidades. El cruce fronterizo egipcio de Rafah también se ha abierto para permitir la salida de Gaza de cientos de personas con pasaportes extranjeros y pacientes médicos.

___

Magdy informó en El Cairo. La periodista de The Associated Press Amy Teibel en Jerusalén contribuyó a este despacho.