Anuncios

Negar uniones a personas del mismo sexo es inconstitucional, dice alto tribunal de Japón

Un defensor de la comunidad LGBTQ+ muestra un cartel con la frase "Legalicen el matrimonio entre personas del mismo sexo", mientras demandantes hablan con reporteros ante un tribunal tras una sentencia acerca de los derechos maritales de la comunidad, en Tokio, el 14 de marzo de 2024. (AP Foto/Hiro Komae)

TOKIO (AP) — Un alto tribunal de Japón dictaminó el jueves que negar el matrimonio a personas del mismo sexo es inconstitucional y pidió medidas gubernamentales urgentes para abordar la ausencia de una legislación que permita este tipo de enlaces.

La corte no tiene potestad para revocar la ley matrimonial actual, que se interpreta que restringe el matrimonio al formado por un hombre y una mujer. Las oficinas gubernamentales podrían seguir denegando ese estatus a las parejas del mismo sexo a menos que se revise la legislación vigente para incluir a las parejas LGBTQ+ o se elabore una nueva que permita otro tipo de uniones.

El fallo de la Corte Suprema de Sapporo indicó que no permitir que las parejas del mismo sexo se casen y tengan los mismos beneficios que las heterosexuales viola su derecho fundamental a formar una familia.

Una corte menor emitió una sentencia similar antes en el día, convirtiéndose en el sexto distrito judicial en hacerlo. Pero la decisión de la Corte de Distrito de Tokio fue solo una victoria parcial para la comunidad LGBTQ+ japonesa que reclama la igualdad en los enlaces, ya que no cambia ni anula la norma vigente para las uniones civiles que describe el matrimonio como aquel entre un hombre y una mujer.

Cinco decisiones judiciales previas en varias ciudades afirmaron que la política japonesa de denegar las uniones entre personas del mismo sexo es inconstitucional, o casi. Sin embargo, a diferencia del fallo emitido en Sapporo el viernes, ninguno de los anteriores señaló claramente la inconstitucionalidad de la legislación vigente.

Japón es el único miembro del Grupo de los Siete que sigue negando a las parejas homosexuales el derecho a casarse legalmente y a recibir prestaciones conyugales.

En los últimos años, el apoyo a la igualdad matrimonial ha crecido entre la población japonesa, pero el gobernante Partido Liberal Democrático, conocido por sus valores familiares conservadores y su reticencia a promover la igualdad de género y la diversidad sexual, sigue oponiéndose a la campaña.

En el fallo de Tokio, la corte manifestó que el derecho a casarse, a formar una familia y a disfrutar de las prestaciones que conlleva el matrimonio — como las deducciones fiscales y beneficios de la seguridad social — están garantizados para toda la población, y que la ausencia de ese derecho en el caso de las parejas homosexuales las priva de un derecho fundamental.

Esa sentencia reconoció además el derecho de cualquier persona a vivir su sexualidad y su identidad sexual y apuntó que los valores familiares tradicionales y el matrimonio están cambiando, y la igualdad de las uniones entre personas del mismo sexo está cada vez más aceptada en las comunidades internacionales y empresariales. Según el tribunal, la falta de esfuerzos gubernamentales para implementar la equidad en ese campo no es inconstitucional, pero se mostró esperanzado con que el parlamento promulgue una ley que permita el matrimonio entre personas del mismo sezo.

La igualdad de cara al matrimonio está reconocida en docenas de países, no solo los occidentales como Grecia o Estados Unidos, sino también en Asia, donde Nepal permite el registro de uniones entre personas del mismo sexo desde 2023, según Marriage for All Japan, un grupo activista que respalda las demandas.