La Navidad no llega a España hasta que se canta el Gordo de la lotería

1 / 2

La Navidad no llega a España hasta que se canta el Gordo de la lotería

Foto de archivo: Juan, María and Miguel Ángel celebran fuera del quiosco que administran el haber vendido el premio mayor de la Lotería de Navidad en Ronda, España.

MADRID, 18 dic (Reuters) - Olvídate del Black Friday, de las luces brillantes o de cualquier otra tradición navideña; la Navidad en España no comienza hasta el domingo, cuando El Gordo, el sorteo de lotería con los premios más grandes del mundo, reparte un total de 2.380 millones de euros (unos 2.650 millones de dólares).

En toda España, la gente se reúne para comprar décimos o participaciones para la lotería de Navidad. Y el domingo, los españoles se apiñarán alrededor de sus televisores para ver cómo se sortean los números de la suerte, en una emisión de más de tres horas en la que los estudiantes del colegio de San Ildefonso de Madrid cantan los números ganadores.

Con más de dos siglos de antigüedad, la tradición está profundamente arraigada en España, hasta el punto de que en plena Guerra Civil (1936-1939), tanto el bando republicano como el nacionalista celebraron sus propias loterías de Navidad en Barcelona y Burgos, respectivamente.

La primera emisión por televisión del sorteo fue en 1957, un año después de que la señal en directo llegó a España.

Las complejas reglas del sorteo, que permiten múltiples compras del mismo número de lotería, hacen casi imposible descifrar cuántas personas han ganado. En los meses previos al sorteo, los bares, las empresas y las asociaciones locales comparten sus números, con la esperanza de celebrar con sus clientes el mayor premio del mundo.

El domingo, según la tradición, los ganadores volverán a los puestos de lotería donde compraron las participaciones o los décimos de lotería, descorcharán botellas de champán e imaginarán como gastarán su botín.

La Lotería de Navidad es administrada por Lotería y Apuestas del Estado, y tras pagar a los agraciados, el beneficio restante se destina a los presupuestos. El año pasado los españoles gastaron 2.820 millones de euros, una media de 60,30 euros por persona, en el sorteo de Navidad.

El boleto más adquirido es el décimo, que cuesta 20 euros y con el que se pueden ganar hasta 400.000 euros, impuestos excluidos, si coincide con la bola del primer premio. El sorteo está diseñado a propósito para permitir que la mayor cantidad de gente posible gane una pequeña cantidad de dinero, o por lo menos, recupere el dinero de una papeleta.

(1 euro = 1,1113 dólares)


(Información de Emma Pinedo; Editado por Ashifa Kassam y Peter Graff; Traducido por Laura Hijón en la redacción de Gdansk; Editado en español por Javier López de Lérida)