Navegación privada: ¿protege de las miradas indiscretas en la web?

·6  min de lectura
Los principales navegadores brindan un modo de privacidad, pero no cometas el error de confundir la privacidad con el anonimato. Oleg Mishutin/iStock vía Getty Images
Los principales navegadores brindan un modo de privacidad, pero no cometas el error de confundir la privacidad con el anonimato. Oleg Mishutin/iStock vía Getty Images

Lorrie Cranor, Professor of Computer Science and of Engineering & Public Policy, Carnegie Mellon University and Hana Habib, Graduate Research Assistant at the Institute for Software Research, Carnegie Mellon University

Muchas personas quieren navegar por la red con mayor privacidad, por eso usan los modos de protección de privacidad que brindan los diferentes navegadores: “Navegación Privada” en Mozilla Firefox, Opera y Apple Safari, “Incógnito” en Google Chrome e “InPrivate” en Microsoft Edge.

Estas herramientas de navegación privada son tan populares como tranquilizadoras. Según una encuesta realizada en 2017, casi la mitad de los estadounidenses que usan Internet han probado un modo de navegación privado y la mayoría de ellos lo usan regularmente.

Sin embargo, nuestra investigación ha encontrado que muchas personas que usan la navegación privada tienen ideas erróneas sobre el nivel de protección que brinda. Un error común consiste en pensar que estos modos de navegación les permiten usar la web de manera anónima, lo cual significa acceder a la red sin que los sitios web los identifiquen y sin que su proveedor de servicios de Internet o su empleador sepan qué páginas web visitan. Lo cierto es que estas herramientas brindan protecciones más limitadas.

Otros estudios realizados por Pew Research Center y la compañía de motores de búsqueda de protección de la privacidad DuckDuckGo muestran hallazgos similares. De hecho, una demanda reciente contra Google alega que los usuarios de Internet no reciben el nivel de protección de privacidad que esperan cuando usan el modo de incógnito de Chrome.

¿Cómo funciona la navegación privada?

Aunque la implementación exacta varía de un navegador a otro, los modos de navegación privados tienen un detalle en común: cuando cierras la ventana de navegación privada, tu navegador ya no almacena los sitios web que visitaste, las cookies, los nombres de usuario, las contraseñas y la información de los formularios que rellenaste durante esa sesión de navegación privada.

Básicamente, cada vez que abres una nueva ventana de navegación privada obtienes una “pizarra en blanco” ya que el navegador no ha almacenado ningún historial de navegación o cookies. Cuando cierras esa ventana de navegación privada, la pizarra se borra de nuevo y se eliminan el historial de navegación y las cookies de esa sesión. Sin embargo, si marcas un sitio o descargas un archivo mientras usas el modo de navegación privada, tanto los marcadores como el archivo permanecerán en tu sistema.

Aunque algunos navegadores, incluidos Safari y Firefox, ofrecen un nivel de protección adicional contra los rastreadores web, el modo de navegación privada no garantiza que tus actividades en la web no puedan vincularse a ti o tu dispositivo. De hecho, el modo de navegación privada no impide que los sitios web conozcan tu dirección de Internet y no imposibilita que tu empleador, escuela o proveedor de servicios de Internet vean tus actividades en la web al rastrear tu dirección IP.

Razones para usar la navegación privada

Realizamos una investigación en la que identificamos las razones por las cuales las personas usan el modo de navegación privada. La mayoría de los participantes en el estudio querían proteger sus actividades de navegación o datos personales de otros usuarios de sus dispositivos. En ese caso, la navegación privada es bastante efectiva.

Descubrimos que las personas a menudo recurrían a la navegación privada para visitar sitios web o realizar búsquedas que no querían que otros usuarios de su dispositivo vieran, como aquellas potencialmente embarazosas o relacionadas con un regalo sorpresa. Además, la navegación privada es una manera fácil de cerrar sesión en sitios web al usar el dispositivo de otra persona, siempre que recuerdes cerrar la ventana al terminar.

La navegación privada puede ayudarte a cubrir tus pistas en Internet, ya que elimina automáticamente tu historial de navegación y cookies cuando cierras el navegador. Avishek Das/SOPA Images/LightRocket vía Getty Images
La navegación privada puede ayudarte a cubrir tus pistas en Internet, ya que elimina automáticamente tu historial de navegación y cookies cuando cierras el navegador. Avishek Das/SOPA Images/LightRocket vía Getty Images

La navegación privada proporciona cierta protección contra el seguimiento basado en cookies. Dado que las cookies de tu sesión de navegación privada no se almacenan cuando cierras esa ventana, es menos probable que veas publicidad online en el futuro relacionada con los sitios web que visitaste mientras usabas la navegación privada.

Además, si no inicias sesión en tu cuenta de Google, las búsquedas que realices no aparecerán en el historial de tu cuenta y no afectarán los futuros resultados de búsqueda en Google. Del mismo modo, si miras un vídeo en YouTube u otro servicio usando la navegación privada, siempre que no hayas iniciado sesión en ese servicio, tu actividad no afectará las recomendaciones que te suelen realizar en el modo de navegación normal.

Lo que no hace la navegación privada

La navegación privada no te convierte en un usuario anónimo en Internet. Cualquier persona que pueda ver tu tráfico de Internet (escuela o empleador, proveedor de servicios de Internet, agencias gubernamentales o personas que te espían a través de una conexión inalámbrica pública) podrá ver tu actividad de navegación. Para proteger esa actividad tendrás que recurrir a herramientas más sofisticadas que utilizan cifrado, como las redes privadas virtuales.

La navegación privada tampoco ofrece una gran protección en materia de seguridad. No te impedirá descargar un virus o malware en tu dispositivo, por ejemplo. Y no brinda ninguna protección adicional al introducir los datos de tu tarjeta de crédito u otra información personal cuando rellenas un formulario online de un sitio web.

También es importante que tengas en cuenta que cuanto más tiempo dejes abierta la ventana de navegación privada, más datos de navegación y cookies se acumularán, lo cual reducirá tu protección en materia de privacidad. Por tanto, debes acostumbrarte a cerrar la ventana de navegación privada con frecuencia para limpiar ese registro.

¿Qué tiene que ver el nombre?

No es sorprendente que las personas tengan ideas erróneas sobre cómo funciona el modo de navegación privada, ya que la palabra “privado” sugiere un mayor nivel de protección del que estos modos proporcionan realmente.

Un estudio realizado en 2018 descubrió que las declaraciones que aparecen en las páginas de destino de las ventanas de navegación privadas sirven de poco para disipar las ideas falsas que las personas tienen sobre estos modos. Chrome proporciona más información sobre el nivel de protección que ofrece en comparación con el resto de los navegadores, y ahora Mozilla enlaza a una página informativa sobre los mitos comunes relacionados con la navegación privada.

Sin embargo, erradicar todos esos mitos puede ser difícil si no se cambia el nombre del modo de navegación para dejar claro que la navegación privada impide que tu navegador mantenga un registro de tu actividad de navegación, pero no es un escudo de privacidad completo.

Noticias relacionadas

Este artículo fue publicado en inglés originalmente en The Conversation, un sitio de noticias sin fines de lucro dedicado a compartir ideas de expertos académicos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.