Narcocorrido en honor del mono muerto en tiroteo gana popularidad

·3  min de lectura

En México, prácticamente todos los capos de la droga como Joaquín “El Chapo” Guzmán, Ismael “El Mayo Zambada”, Rafael Caro Quintero y Miguel Félix Gallardo, el “Jefe de Jefes”, tienen sus narcocorridos. Pero nunca antes una de estas composiciones musicales, creadas para enaltecer las historias y aventuras de los narcotraficantes, se había dedicado a una mascota.

La violenta muerte de un mono araña, cuyo cuerpo se encontró con ropa de camuflaje y un chaleco antibalas abrazado a su dueño, quien también fue abatido luego de un enfrentamiento entre narcos y autoridades mexicanas, ha conmovido a muchos, al grado de que alguien le compuso ya un narcocorrido.

Según las autoridades, el animal, al que han bautizado como “El Chango” o “mono sicario”, era la mascota de un joven de 20 años, presunto miembro del cártel de La Familia Michoacana, quien murió en una balacera que tuvo lugar el pasado 14 de junio en la población de Texcaltitlán, en el Estado de México.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México informó que el enfrentamiento se produjo entre agentes de esa institución y miembros de la Guardia Nacional contra integrantes de la Familia Michoacana. La balacera dejó un saldo de 11 muertos y cuatro lesionados. Las autoridades dijeron que detuvieron a diez personas y que aseguraron 29 armas largas, cinco armas cortas y cinco vehículos.

El cartel de La Familia Michoacana llegó a ser uno de los más poderosos en México, junto con el de Sinaloa y el Cartel Jalisco Nueva Generación. Se formó en 1980, luego de separarse del cártel del Golfo. El grupo criminal se dedica principalmente a la exportación de metanfetaminas y es conocido por su brutalidad.

En septiembre de 2006, por ejemplo, arrojaron a un club nocturno de Uruapan cinco cabezas humanas con el mensaje: “Esto es justicia divina”. El cártel perdió poder después del asesinato de su líder, Nazario Moreno González, pero todavía está activo, sobre todo en el Estado de México y en Michoacán.

A raíz del enfrentamiento en el que murió la mascota de uno de sus integrantes, la Familia Michoacana ha vuelto a llamar la atención de los medios. En las redes sociales circula ampliamente el narcocorrido dedicado al mono que fue víctima del tiroteo. En una de sus estrofas, el tema dice: “Es una vida muy corta, el chango no le tocaba, alguien le robó su historia porque él vino a triunfar y a brillar en tantas cosas, hay testigos de por medio, cómo lo ejecutaron, el changuito no era bravo, pero tampoco dejado, ya va con rumbo al cielo, pero nos dejó un legado…”

La canción, cuyo autor permanece anónimo, se ha difundido en Twitter acompañada de imágenes que muestran al mono comiendo un plátano, subido en los hombros de su dueño o tendido sobre su pecho, luego de ser abatidos.

Muchos de los comentarios en las redes sociales condenan el hecho de que se utilice como mascotas a especies en peligro de extinción como el mono araña y a que los narcotraficantes los expongan a situaciones de extrema violencia que terminen injustamente con su vida.

La violencia en el país causada por el narcotráfico y el crimen en general va en franco aumento. El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se encamina a ser el más violento en la historia de México. En los 42 meses que lleva su administración se han registrado 121.655 homicidios dolosos. Todo indica que superará con creces las 150.000 muertes registradas durante el gobierno de su antecesor, Enrique Peña Nieto y las 120.463 ocurridas en el sexenio de Felipe Calderón.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.