Anuncios

Myanmar: Tras disputa familiar, ordenan subastar residencia donde Suu Kyi pasó arresto domiciliario

ARCHIVO - La lideresa de la oposición y defensora de la democracia en Myanmar, Aung San Suu Kyi, derecha, conversa con la entonces secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Rodham Clinton, en el jardín de la residencia de Suu Kyi en Rangún, Myanmar, el 2 de diciembre de 2011. (AP Foto/Saul Loeb, Pool, archivo)

BANGKOK (AP) — Un tribunal de Myanmar, país en control del ejército, ordenó el jueves que la residencia familiar de la lideresa derrocada Aung San Suu Kyi, donde ella pasó 15 años bajo arresto domiciliario, sea subastada en marzo tras una amarga disputa legal de décadas entre ella y su hermano.

El fallo de un tribunal de distrito de Rangún, la ciudad más grande del país, se produjo casi un año y medio después que la Corte Suprema confirmara una apelación especial presentada por el hermano mayor de Suu Kyi, Aung San Oo, con quien ha roto relación, otorgándole la mitad de la propiedad de la propiedad familiar que los hermanos heredaron en Rangún.

Un funcionario legal familiarizado con el caso, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a revelar información, dijo que el tribunal de distrito decidió subastar la propiedad el 20 de marzo con un precio mínimo de 315.000 millones de kyats birmanos (alrededor de 90 millones de dólares).

Indicó que la subasta se llevará a cabo frente a la histórica propiedad.

La propiedad familiar de 0,78 hectáreas (1,923 acres) en el lago Inye con una estructura de estilo colonial de dos niveles fue entregada por el gobierno a la madre de Suu Kyi, Khin Kyi, luego que su esposo y héroe de la independencia, el general Aung San, fuera asesinado en julio de 1947. Khin Kyi murió en diciembre de 1988, poco después del fracaso de un levantamiento masivo contra el gobierno militar en que Suu Kyi asumió un papel de liderazgo como cofundadora del partido Liga Nacional por la Democracia.

Suu Kyi fue arrestada en 1989 antes de las elecciones de 1990. Su partido ganó fácilmente las elecciones, pero no se le permitió asumir el poder cuando el ejército anuló los resultados. Terminó pasando casi 15 años bajo arresto domiciliario en la propiedad ubicada en 54 University Avenue y permaneció allí después de su liberación en 2010.