Anuncios

Museo de Louvre cumple 230 años: obras emblemáticas en su acervo

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 10 (EL UNIVERSAL).- Este jueves se dio a conocer a través de "X", antes Twitter, que el Museo del Louvre en París cumple 230 años.

Por medio de una publicación en la cuenta de La Torre Eiffel se conmemoró el aniversario.

Top 3 de obras más emblemáticas en su acervo

La Gioconda – Leonardo da Vinci

La Gioconda o la Mona Lisa es la obra que más atrae a los turistas de todo el mundo. La historia de la pintura es tan fascinante como la obra.

"La pintura de La Gioconda representa el retrato de la joven Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo. Su autor es el genio Leonardo da Vinci (1452 – 1519), quien la pintó al óleo sobre una tabla de álamo de 77 por 53 cm entre los años 1503 y 1519", se lee en el artículo del Museo de Louvre.

La balsa de la Medusa – Théodore Géricault

La obra de 1819 del pintor Théodore Géricault está basada en hechos reales, además fue polémica para la época ya que en ese entonces no se solía criticar a la política.

Sin embargo, el artista "daba a conocer al mundo una tragedia que ponía de manifiesto la ineficacia de la política francesa, y criticaba directamente al rey Luis XVIII".

Las bodas de Caná – Veronese

Según información del museo, el cuadro pintado al óleo por Paolo Veronese es el resultado de 15 meses de trabajo y se entregó en 1563.

La obra fue encargo por parte del convento benedictino de San Giorgio, en la ciudad de Venecia.

El artista retrató a cristo, en la última cena y puso más elementos.

"Podemos observar dos partes diferenciadas; abajo, las mesas dispuestas para el banquete con Jesús en el punto central de la escena y, encima del extenso grupo de personas celebrando, separados por una balaustrada, otro conjunto de personajes que aparecen recortados por un cielo azul al fondo. A los lados hay elementos arquitectónicos típicos del estilo manierista que emulan las formas del arquitecto Palladio. El cuadro se expuso en el convento, colgado a considerable altura, hasta que Napoleón lo sustrajo en 1797 lo y envió a Francia", se lee en el artículo del museo.