Murió Isabel II: cómo estaba la Reina durante su último acto público, dos días antes de fallecer

·4  min de lectura
La reina Isabel II de Gran Bretaña espera en el Drawing Room antes de recibir a Liz Truss para una audiencia en Balmoral, Escocia, el 6 de septiembre de 2022, donde Truss fue invitada a convertirse en primera ministra y formar un nuevo gobierno. (Jane Barlow/Pool Photo vía AP, archivo)
La reina Isabel II de Gran Bretaña espera en el Drawing Room antes de recibir a Liz Truss para una audiencia en Balmoral, Escocia, el 6 de septiembre de 2022, donde Truss fue invitada a convertirse en primera ministra y formar un nuevo gobierno. (Jane Barlow/Pool Photo vía AP, archivo)

LONDRES.- El martes pasado, Boris Johnson fue al castillo de Balmoral, en Escocia, para cumplir un formalismo: presentarle personalmente su tan anunciada renuncia a la reina Isabel II, quien luego recibió a la nueva primera ministra británica, Liz Truss, a quien le encargó formar gobierno.

La foto de la Reina con Truss fue la última imagen pública que se vio de Isabel II antes de su muerte, ayer, en ese mismo castillo, su preferido.

Esta mañana, en una sesión homenaje en la Cámara de los Comunes, Johnson le rindió tributo a la Reina y recordó cómo fue su último encuentro. Por su parte, la fotógrafa que tomó esas imágenes también dio sus impresiones sobre aque día.

Según dijo, vio a Isabel II en Balmoral “tan radiante, conocedora y fascinada por la política como yo recuerdo y tan sabia en sus consejos como cualquiera que yo conozca, si no más sabia”.

Ese impulso de cumplir con su deber la llevó durante siete décadas [de reinado], hasta el mismo momento en Balmoral, hace solo tres días, cuando despidió a su decimocuarto primer ministro y le dio la bienvenida a la decimoquinta”, dijo Johnson, según reprodujo BBC.

“Con su mente atenta e inquisitiva, se convirtió en la más grande estadista y diplomática de todas”, remarcó.

Johnson dijo que, a diferencia de los políticos con autos blindados, recuerda haber sido testigo de cómo la Reina conducía su propio auto, sin seguridad, “rebotando a una velocidad alarmante sobre el paisaje escocés ante el asombro total de los turistas con los que nos encontrábamos”.

“Fue con ese espíritu indomable que creó la monarquía constitucional moderna”, continuó el expremier conservador.

“Ella consideraría como su mayor logro que su hijo, Carlos III, siga sus propios estándares extraordinarios de deber y servicio”, dijo, sobre el flamante rey, que esta tarde (hora local) llegó a Londres para sus primeros compromisos oficiales. Carlos se reunirá con Truss y más tarde dará su primer discurso a la nación como monarca.

Boris Johnson; reina isabel II; mundo;
Boris Johnson y la Reina, en junio de 2021 - Créditos: @Dominic Lipinski

“Millones de nosotros estamos intentando entender por qué sentimos este profundo, personal y casi familiar sentimiento de pérdida. Quizás es en parte porque siempre ha estado ahí, un punto de referencia humano en la vida británica. Estamos empezando a asumir su muerte y a entender la magnitud total de lo que hizo por todos nosotros”, dijo Johnson.

En este sentido, pidió “pensar en lo que se pidió a esa mujer de 25 años hace tantos años: que fuera una persona en la que se confiara tanto que su imagen está en todas nuestras monedas, en todos nuestros sellos, ser la persona en cuyo nombre se dispensa justicia en este país, por la que se aprueban todas las leyes y a la que todos los ministros juran lealtad y todos los miembros de las Fuerzas Armadas deben entregar su vida si fuera necesario”.

“Piensen en lo que le pedimos en ese momento. No sólo ser la personificación viva en su ADN de la historia y la continuidad de la unidad de su país, sino ser la figura de todo nuestro sistema, el pilar de un enorme arco del Estado británico. Es un papel que sólo ella podía cumplir”, cerró.

El testimonio de la fotógrafa

Por su parte, Jane Barlow, la fotógrafa de la Asociación de Prensa británica (PA) asignada para cubrir la reunión entre la Reina y Truss en el Castillo de Balmoral también habló sobre aquel momento.

Dijo que tomó primero algunas fotos de la reina sola y luego con Truss. Las imágenes después llamaron la atención porque se veían moradas las manos de la Reina.

Según Barlow, a la Reina se la veía “frágil” pero de “buen humor”. La fotógrafa contó que, mientras esperaban a la líder conservadora, hablaron sobre el clima, en un día de lluvias.

La reina Isabel y Liz Truss, en Balmoral, el pasado martes
La reina Isabel y Liz Truss, en Balmoral, el pasado martes - Créditos: @Jane Barlow

“Recibí muchas sonrisas de ella”, dijo Barlow, citada por Sky News. También dijo que le sonrió a Truss al recibirla y luego invitaron a la fotógrafa a retirarse de la sala.

“Estuve allí para fotografiarla reuniéndose con la nueva primera ministra, pero para mí la mejor imagen fue la de la Reina sola. Y obviamente se volvió más significativa ahora”, djo Barlow, quien dijo que sacar esas fotos fue “un honor” y un “verdadero privilegio”.

Agencia DPA