Municipio hondureño exige a Guatemala rellenos sanitarios ante basura de río

Agencia EFE
·3  min de lectura

Tegucigalpa, 21 oct (EFE).- El director de Turismo del municipio hondureño de Omoa, Amílcar Fajardo, exigió este miércoles a Guatemala que construya rellenos sanitarios para que evitar que la basura sea arrastrada por el río Motagua hacia las costas de Honduras.

"Le exigimos a Guatemala la construcción de rellenos sanitarios alejados de las riberas de los ríos y que haya una campaña de concientización y educativa en todas esas comunidades" de donde procede la basura, indicó Fajardo a Efe al denunciar los daños por las toneladas de basura que arrastra el río Motagua, del vecino país.

Fajardo dijo que, según pobladores de Quetzalito, en Guatemala, el tema tiene un fondo político, debido a que el nuevo Gobierno guatemalteco no le ha dado el mantenimiento que necesita una biobarda instalada por la anterior Administración.

"Nos dicen que la biobarda dejó de operar cuando hubo cambio de Gobierno, porque suspendieron a todo el personal y descuidaron el proyecto", subrayó.

GUATEMALA NO HACE LO SUFICIENTE

El problema de carácter ambiental lo vienen discutiendo autoridades de los dos países centroamericanos desde hace unos doce años, pero según Honduras, Guatemala no hace lo suficiente.

El pasado 8 de octubre, la comisionada presidencial hondureña para el río Motagua, Liliam Rivera, dijo que su país no está dispuesto a seguir recibiendo los desechos sólidos que arrastra la fuente natural a las costas de Honduras.

Ese día, Rivera y otras autoridades hondureñas se reunieron con el ministro y viceministro de Recursos Naturales y Ambiente de Guatemala, Mario Rojas y Ángel Lavarreda, respectivamente, quienes informaron de que la reparación de la barda industrial ha avanzado significativamente, pero aún no está funcionando en su totalidad.

Fajardo indicó que la biobarda tendrá capacidad para retener un 20 % de la basura que arrastra el río, una buena parte procedente de la capital guatemalteca, que es arrojada a otro río que es afluente del Motagua.

Añadió que las autoridades de los dos países deben encontrar "mecanismos más apropiados para buscarle una solución rápida a este problema", que además de las repercusiones ambientales está afectando el turismo costero hondureño de los departamentos de Cortés, Atlántida e Islas de la Bahía, además de la actividad pesquera.

Según Fajardo, el río Motagua arrastra basura de unas 40 comunidades guatemaltecas y gran parte son plásticos de todo tipo, a lo que se suma abundante material médico del que se está utilizando por la pandemia.

Añadió que en las comunidades guatemaltecas todos los desechos los ponen a la orilla del río para que cuando suba su nivel por las lluvias se los lleve.

"Entonces, eso es un problema educativo y de infraestructura, más que todo en el hermano país de Guatemala, por la falta de rellenos sanitarios en las comunidades", enfatizó.

Fajardo dijo que no se puede seguir soportando más tanta contaminación, de entre 20 y 30 toneladas de basura que arrastra el río Motagua en su desembocadura en el Caribe.

En opinión de la comisionada presidencial para el río Motagua, por parte de Guatemala hace falta más que la voluntad política para resolver el problema ambiental.

En las comunidades costeras aledañas a la desembocadura del río Motagua, la sociedad civil se ha organizado y recibe apoyo de organizaciones ambientales internacionales para interponer una demanda contra Guatemala por la alta contaminación que le está causando a las costas hondureñas.

(c) Agencia EFE