Anuncios

El mundo alcanzará 1,4 ºC de calentamiento en 2023, año de calor récord

Turistas de Corea del Sur se protegen del fuerte sol con sombrillas durante la tercera ola de calor del verano en España, en Ronda

Por Gloria Dickie

DUBÁI, 30 nov (Reuters) - A falta de un mes, 2023 alcanzará un calentamiento global de unos 1,4 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales, sumándose a "una cacofonía ensordecedora" de récords climáticos batidos, dijo el jueves la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

El informe provisional de la OMM sobre el estado del clima mundial confirma que 2023 será el año más cálido de la historia por un amplio margen, sustituyendo al anterior año récord, 2016, en el que la temperatura mundial se situó en torno a 1,2 ºC por encima del promedio preindustrial.

Este dato se suma a la urgencia a la que se enfrentan los líderes mundiales en su lucha por eliminar gradualmente los combustibles fósiles en la cumbre anual de las Naciones Unidas sobre el clima COP28, que comienza el jueves en Dubái.

"Los niveles de gases de efecto invernadero son récord. La temperatura global es récord. El aumento del nivel del mar es récord. El hielo marino de la Antártida está en mínimos históricos", dijo Peterri Taalas, secretario general de la OMM.

La conclusión del informe, sin embargo, no significa que el mundo esté a punto de cruzar el umbral de calentamiento a largo plazo de 1,5 ºC que, según los científicos, es el límite máximo para evitar un cambio climático catastrófico según el Acuerdo de París de 2015.

Para ello, el nivel de calentamiento tendría que mantenerse durante más tiempo.

Un año de 1,4 ºC ya ha proporcionado un aterrador anticipo de lo que podría significar cruzar permanentemente el umbral de 1,5 ºC.

Este año, el hielo marino de la Antártida alcanzó su extensión máxima invernal más baja registrada, alrededor de 1 millón de kilómetros cuadrados menos que el récord anterior. Según el informe, los glaciares suizos perdieron cerca del 10% del volumen que les quedaba en los dos últimos años. Y los incendios quemaron una superficie récord en Canadá, equivalente al 5% de los bosques del país.

El cambio climático, impulsado por la quema de combustibles fósiles, combinado con la aparición de la pauta climática natural de El Niño en el Pacífico oriental, ha llevado al mundo a una situación récord este año.

El año que viene podría ser peor, según los científicos, ya que es probable que los efectos de El Niño alcancen su punto álgido este invierno y provoquen temperaturas más altas en 2024.

(Reporte de Gloria Dickie; edición de Barbara Lewis; editado en español por Tomás Cobos)