Cómo pueden las mujeres alcanzar su máximo potencial en los negocios

·7  min de lectura

Para tener éxito como sociedad es indispensable que haya más mujeres en posiciones de liderazgo de todas las organizaciones.

Sin duda, la globalización hace evidente lo heterogéneo de los mercados, lo que debiera provocar que cualquier tipo de diversidad sea bienvenida por las compañías. Quizá de inicio no resultan tan tangibles los beneficios que esto implica, sin embargo, una representación más cercana a la de nuestros clientes y consumidores hace a los equipos mejores, permitiendo tener distintas ideas y respuestas ante los problemas.

Y también nos hace más creativos, lo que se convierte en una herramienta de atracción y retención de talento, además de muchos otros beneficios.

Entre los aspectos de la diversidad importantes de abordar está el balance de género. Seguramente es más crítico en algunas áreas de la organización, o bien conforme se crece en los niveles de responsabilidad. Hoy se requieren equipos de liderazgo balanceados que sean visibles para promover que esto se valore en todas las organizaciones y a todos los niveles para así permitir que la mujer alcance su máximo potencial y, por ende, la sociedad.

También lee: A nivel mundial, 245 millones de mujeres han padecido violencia cometida por una pareja íntima: informe

Conscientes de que el talento femenino es un activo que aún hace falta en muchas organizaciones y considerando la igualdad de género como elemento central para el desarrollo sostenible, es necesario que más compañías generen iniciativas que contribuyan a la creación de una comunidad más inclusiva, pero ¿por dónde empezar?

La mayoría de las empresas tienen poco conocimiento acerca de las pautas que se deben seguir para impulsar a las mujeres a alcanzar su máximo potencial. Afortunadamente existen diversos esfuerzos de la iniciativa privada y pública para erradicar este problema dentro de la sociedad.

Una de las propuestas globales más recientes es la campaña #MiVozSeEscucha, proyecto de la iniciativa privada que busca ayudar a dar forma a un entorno más inclusivo en los negocios y crear una sociedad en la que las mujeres puedan también alcanzar su máximo potencial dentro de los sectores productivos del país.

A principios del año, esta campaña conjuntó a más de 10,000 participantes de 88 países, incluido México, con la finalidad de responder una sola pregunta que ayude a entender el reto al que nos enfrentamos en materia de equidad de género. La pregunta fue: ¿Qué necesita cambiar para que más mujeres alcancen su máximo potencial?

No te pierdas: El ABC del feminismo: los términos para entender la lucha por la equidad de género

Las respuestas fueron analizadas por la Escuela de Negocios Said de la Universidad de Oxford, la cual agrupó los distintos comportamientos mencionados en ocho dimensiones, revelando una fotografía completa de los retos de diversidad e inclusión que padecen las mujeres en el país y el mundo:

Terminar con la discriminación sistémica y los estereotipos de género nocivos. El 80 por ciento de las participantes pide terminar con la desigualdad que discrimina a la mujer y afecta la confianza en sí misma. Este tema se relaciona con otros fuertemente arraigados en una cultura patriarcal, por ejemplo, el hecho de que las labores del hogar siguen mayormente asignadas a la mujer, así como el cuidado de los hijos.

Igualdad de oportunidades profesionales. El 79 por ciento de las encuestadas aboga por la igualdad en el empleo, el desarrollo profesional equitativo y la igualdad salarial. También defienden un mayor reconocimiento y respeto por los roles tradicionalmente femeninos y un mejor acceso de la mujer a roles tradicionalmente masculinos, como el de liderar organizaciones.

Te interesa: Trabajo doméstico: la inequidad sigue

En México, el 43 por ciento de la fuerza laboral está conformada por mujeres, cuando debería de ser de al menos el 50 por ciento. Esto significa que la cultura patriarcal y machista aún domina la sociedad, lo que muchas veces limita el acceso de la mujer a un trabajo remunerado.

En cuanto a salarios, los hombres ganan 34 por ciento más que las mujeres, en promedio. Esto significa que las mujeres no solo reciben una percepción menor, sino que los trabajos mejor pagados siguen estando ocupados por hombres.

PANELES DE CONTRATACIÓN MÁS BALANCEADOS

Mayor poder de toma de decisiones. El 65 por ciento se declara a favor de una mejor representación de la mujer en puestos de liderazgo y de mayor responsabilidad, así como en aquellos con mayor poder de toma de decisiones tanto en el trabajo, la política y la sociedad.

En gran parte de las organizaciones, las mujeres en puestos de alto rango siguen siendo minoría; por esta razón, las empresas debemos poner la cancha pareja para de forma intencional tener paneles de contratación más balanceados, además de eliminar sesgos en la apertura de posiciones que anteriormente estaban destinadas más a hombres que a mujeres y viceversa. Acciones como estas ayudarán a cerrar la brecha de género. En las empresas que se ubican en México apenas el 15 por ciento de los puestos superiores están ocupados por mujeres.

Apoyo como responsables de familia. El 30 por ciento pide una mayor igualdad en la crianza de los hijos. Esto implica que los hombres asuman su parte en las responsabilidades parentales, se trata de impulsar a que sea compartida. También se reconocen los desafíos que tanto el lugar de trabajo como la sociedad plantean para quienes tienen hijos.

Mayor balance vida-trabajo. El 26 por ciento comenta sobre la necesidad de mayor flexibilidad en la vida laboral y familiar, especialmente para la mujer, que generalmente hace malabares para compaginar ambas responsabilidades en mayor medida que los hombres. Una cultura laboral más flexible, independientemente del género, sería más equitativa.

Te recomendamos: Por qué necesitamos más mujeres en el campo

Bienestar físico y mental. El 24 por ciento de las respuestas participantes pidió prestar más atención al bienestar físico, emocional y mental de la mujer, y respetar sus ideas sobre la propiedad de su cuerpo, como el control de la natalidad y la menstruación.

Aprendizaje con igualdad de género. El 19 por ciento identificó la educación como el camino hacia la verdadera igualdad e hizo un llamado para tener un aprendizaje más neutral en cuanto al género, vías educativas más amplias para las mujeres y mayor acceso a recursos de aprendizaje a lo largo de su vida.

Acabar con el acoso y la violencia de género. El 15 por ciento abogó por terminar con las agresiones masculinas y la violencia contra la mujer, en particular la violencia sexual y la doméstica. También exigieron mayor seguridad para las mujeres y la necesidad de que los hombres actuemos como aliados y denunciemos los comportamientos misóginos.

También lee: La fortuna de los millonarios crece a expensas del trabajo de mujeres y niñas: Oxfam

#MiVozSeEscucha es una herramienta que se suma a otras acciones y proyectos provenientes de gobiernos, organizaciones, grupos civiles y sociedad en general con la finalidad de ayudar a cerrar la brecha de género. Sin embargo, la magnitud del tema exige ir más allá. Las empresas tenemos la responsabilidad y el rol de influir en la sociedad con nuestro comportamiento y ejemplo, así que debemos escuchar las voces de las mujeres y dar pasos firmes.

Los líderes debemos impulsar la agenda de inclusión y equidad dentro de nuestros negocios; capacitar y entrenar a nuestros colaboradores, principalmente a los hombres, para que entiendan el problema y sean parte de la solución; asegurar que hombres y mujeres en la misma posición ganen lo mismo; abrir los espacios para que más mujeres ocupen puestos de liderazgo; así como ofrecer un entorno laboral seguro, principalmente para las mujeres, a través de políticas de inclusión y diversidad.

Como agentes de cambio y personas en posiciones clave dentro de las organizaciones debemos tener como objetivo trabajar con estrategias claras, medibles y sumando esfuerzos, para que en el mundo que queremos mañana la sociedad sea inclusiva, aquella que habilita que las mujeres vivan en condiciones de equidad y puedan liberar su máximo potencial. N

—∞—

Por Francisco Fernández, director general de Mars Pet Nutrition México. Los puntos de vista expresados en este artículo son responsabilidad del autor.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.