La muerte del príncipe Felipe: el pedido especial que hizo William a su primo que refleja la tensión con Harry

·3  min de lectura
En el Reino Unido aseguran que el duque de Cambridge, tercero en la línea de sucesión, no quería ser visto al lado de su hermano
Gareth Fuller

WINDSOR (AP).- En un nuevo gesto que muestra la tensión que se vive en la casa real británica, un medio inglés asegura hoy que durante el funeral el príncipe William, tercero en la línea de sucesión, pidió a sus familiares que intervinieran entre él y su hermano menor, Harry, para que no se los viera uno al lado del otro durante el cortejo fúnebre que llevaba al duque de Edimburgo, su abuelo, el esposo de la reina Isabel II, quien falleció días atrás a los 99 años.

Ayer, en la ceremonia, el príncipe William pidió a uno de sus primos, Peter Phillips, que se interpusiera entre él y Harry durante la procesión que se dirigía a la capilla de San Jorge ayer por la tarde.

El hijo varón de la princesa Ana, hermana de Carlos, entonces acató el pedido de su primo para evitarles a los hermanos un momento incomodo, luego de la renuncia de Harry a la corona y de la entrevista que brindó junto a su esposa, Meghan Markel, en la que denunció racismo dentro de la monarquía y en la que la exactriz estadounidense detalló que días antes de su boda la pareja de William, Kate Middleton, la hizo llorar.

Coronavirus: gracias a la vacunación, Israel suspende desde hoy el uso obligatorio de tapabocas al aire libre

Según una fuente que habló con el Daily Mail, sí hubo un acercamiento entre los hermanos pero ocurrió luego del entierro. Pero también se registró una fuerte antipatía para con el hijo menor de Lady Di, quien se fue a vivir a Estados Unidos para alejarse de la familia real.

“Todavía están muy molestos. Formaron un frente unido para proteger a la reina. Todos piensan que Harry se comportó de manera espantosa”, declaró la fuente y detalló que por eso fueron muy fríos con él.

Una vez dentro de la capilla, de acuerdo con los reportes, William se sentó con Kate frente a Harry, pero no pareció haber contacto visual entre ambos. El duque de Cambridge prefirió enfocar su mirada hacia el ataúd de su abuelo.

Sin embargo tras esta ceremonia sí hubo una especie de acercamiento entre los hermanos. Los príncipes salieron juntos de la capilla e intercambiaron algunas palabras. Kate, la esposa de William, también estaba con ellos. Se cree que fue ella la que incentivó el encuentro mano a mano.

Soldados de guardia frente al castillo de Windsor antes del funeral del príncipe Felipe de Gran Bretaña en Windsor,
ap


Soldados de guardia frente al castillo de Windsor antes del funeral del príncipe Felipe (ap /)

La despedida

Con música de bandas militares y una procesión de la realeza que escoltó su féretro hasta la iglesia, el príncipe Felipe fue enterrado ayer en una ceremonia fúnebre que rindió homenaje a sus servicios al Reino Unido, la corona y la reina Isabel II, con quien estuvo casado 73 años.

La muerte del príncipe Felipe: el pedido especial que dejó el esposo de la reina Isabel para su funeral

La reina viuda, ejemplo en medio de la pandemia de coronavirus, se sentó sola durante la ceremonia, vestida de negro. Felipe, que murió el 9 de abril dos meses antes de cumplir 100 años, recibió honores en el castillo de Windsor, en un oficio apegado a las tradiciones militares y reales, pero reducido y austero, acorde con su personalidad.

La procesión real y el funeral tuvieron lugar fuera de la vista del público en terrenos del castillo, una residencia real de 950 años situada 30 kilómetros al oeste de Londres, pero que se transmitió en vivo por televisión.

Carlos, Príncipe de Gales, camina detrás del ataúd de su padre, el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, que está cubierto con su estandarte personal, durante su funeral en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor.
dpa


Carlos, príncipe de Gales, camina detrás del ataúd de su padre (dpa/)

Debido a las restricciones del coronavirus, en lugar de las 800 personas previstas por los planes elaborados desde hace tiempo, solo 30 personas pudieron acceder a la Capilla de San Jorge en el interior del castillo, entre las cuales estaban la reina, sus cuatro hijos y sus ocho nietos.

En todo el país se cumplió un minuto de silencio antes del inicio del funeral.

El féretro llegó a la capilla en un Land Rover adaptado de acuerdo con un diseño de Felipe. Estaba cubierto por su estandarte, su gorra de la Marina Real, su espada y una guirnalda de flores.

La reina Elizabeth II en el funeral de el Principe Felipe de Edimburgo
Agencia AFP


La reina en el funeral (Agencia AFP/)