Muerte de bebés en Córdoba: la exdirectora del Hospital Materno Neonatal rompió el silencio ante el fiscal

·3  min de lectura
Madres, padres, familiares y allegados de los bebés nacidos sanos que murieron en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo, de la ciudad de Córdoba, se movilizaron esta noche por las calles céntricas, reclamaron justicia y cargaron contra el Gobierno de la provincia al señalar que "no solo el exministro de Salud Diego Cardozo es responsable".
Una de las marchas de familiares y allegados de los bebés nacidos sanos que murieron en el Hospital Materno Neonatal, en reclamo de justicia - Créditos: @Laura Lescano / Télam

CÓRDOBA.– A un año y una semana de la muerte del primer bebé en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba, que se ampliaron a cinco para junio, la exdirectora Liliana Asís volvió a los tribunales para declarar en la causa en la que está detenida e imputada por encubrimiento agravado, omisión de deberes de funcionario público y falsedad ideológica. Esta vez sí respondió las preguntas del fiscal. Por la misma investigación, permanece en la cárcel la enfermera Brenda Agüero, acusada de homicidio calificado e intento de homicidio.

Un obstetra rosarino acaba de ganar en Canadá el mismo premio que Milstein, Leloir y Favaloro: “Hay mucho por hacer por nuestra gente”, dice

A comienzos de este mes, Asís no respondió las preguntas del fiscal Raúl Garzón y dijo que regresaría a dar más precisiones sobre la muerte de los cinco bebés que habían nacido sanos, de madres sanas y de embarazos sin problemas.

La mujer declaró hoy alrededor de cinco horas y, según trascendió, analizó cada uno de los casos que investiga la Justicia. Cinco bebés murieron y otros ocho se descompensaron, pero sobrevivieron.

La Justicia investiga la muerte de cinco bebés entre marzo y junio del año pasado en el Hospital Materno Neonatal
La Justicia investiga la muerte de cinco bebés entre marzo y junio del año pasado en el Hospital Materno Neonatal - Créditos: @Diego Lima

La decisión del médico que estaba a cargo el 6 de junio de 2022, día en que hubo dos decesos, de no firmar el certificado sin autopsia fue clave para determinar que las muertes no obedecieron a causas naturales, sino provocadas. Los estudios revelaron que los fallecimientos ocurrieron por hiperpotasemia o exceso de potasio en el cuerpo, suministrado de manera intencional.

Hace unos días, Garzón –quien descartó la participación de otras personas en las muertes– afirmó que “la dirección estaba al tanto de que había un delito que debía ser investigado”. En declaraciones periodísticas agregó: “No digo que la dirección conociera el obrar de una persona que estrictamente estuviera quitando la vida”, pero sí que hubo “presunción de conocimiento de que estaba sucediendo algo”.

En esa línea, el fiscal enfatizó que se “dispusieron medidas que terminaron borrando los rastros del delito, como las autopsias necesarias, que luego al realizarse tardíamente mostraban con dificultad los resultados. Con ese obrar, se ha perjudicado significativamente la investigación”.

La defensa de Asís, a cargo de Franco Vitozzi, pidió que se le otorgue prisión domiciliaria a la mujer, que tiene 74 años. El fiscal debe resolver esa presentación y también si le dicta o no la prisión preventiva.

El fiscal Raúl Garzón debe resolver si dicta la prisión preventiva de Asís y si le otorga régimen domiciliario
El fiscal Raúl Garzón debe resolver si dicta la prisión preventiva de Asís y si le otorga régimen domiciliario - Créditos: @Sebastián Salguero

En su presentación de hoy, Asís fue interrogada sobre la conversación telefónica que mantuvo con el exministro de Salud Diego Cardozo, imputado por incumplimiento de deberes de funcionario público, en la que se menciona la posibilidad de una mala praxis.

Para el fiscal, la sucesión de muertes implicó “suficientes alertas para advertir que estos hechos estaban sucediendo por la mano del hombre”. De los primeros tres casos, las autopsias recién se hicieron después de exhumar los cadáveres porque no se pidieron al momento de los fallecimientos.

La enfermera Agüero está detenida desde mediados de agosto en la cárcel de Bouwer, imputada de homicidio calificado por procedimiento insidioso contra cinco bebés que murieron a las horas de nacer y por homicidio calificado en grado de tentativa por ocho que sobrevivieron a los pinchazos investigados.

Además de Asís y Cardozo, están imputados por omisión de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica Martha Gómez Florez y Adriana Moralez, responsables del departamento de Neonatología; Pablo Carvajal, exsecretario de Salud, y Alejandro Escudero Salama, vicedirector de Gestión Hospitalaria en el Materno Neonatal.

Por omisión de deberes de funcionario público también están acusadas Claudia Ringelheim, vicedirectora médica del hospital, y Alicia Ariza.