Mueren tres insurgentes y un policía en un enfrentamiento en la Cachemira india

·2  min de lectura

Srinagar (India), 25 may (EFE).- Tres insurgentes de origen paquistaní y un policía murieron este miércoles en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad de la Cachemira india, horas antes de que un tribunal revele la sentencia por terrorismo contra el líder separatista cachemir Yasin Malik.

"Tres terroristas paquistaníes han muerto y un miembro de la Policía también falleció en este enfrentamiento", dijo en un comunicado el inspector general de la Policía cachemir, Vijay Kumar.

Según las autoridades indias, el enfrentamiento tuvo lugar en la zona norteña de Keeri, en el distrito de Baramulla, y coincide con un incremento de la ofensiva contra los insurgentes a comienzos de año en la disputada región.

Al menos, 62 insurgentes han muerto en los primeros cuatro meses de este año, incluyendo a 15 extranjeros, frente a los 37 en el mismo periodo de 2021.

Mientras que fuentes policiales atribuyen su "éxito" contra los insurgentes a una "mejor inteligencia", Nueva Delhi ha sido criticada por convertir una de las regiones más militarizadas del mundo en un estado de vigilancia desde que le retiró su estatus de semiautonomía en 2019.

Pakistán reclama la completa soberanía de la Cachemira desde la partición del subcontinente en 1947 y su independencia del Imperio británico, mientras que la India acusa al país vecino de patrocinar a terroristas que atacan en este territorio bajo control indio azotado por una insurgencia separatista desde la década de 1990.

Los enfrentamientos de hoy coinciden con el refuerzo de la presencia de las fuerzas de seguridad indias en la Cachemira india, ya que un tribunal especial de Nueva Delhi tiene previsto hacer pública la sentencia contra uno de los líderes más prominentes del movimiento separatista, Yasin Malik, condenado por terrorismo la semana pasada.

Malik, que se declaró culpable, y otros líderes separatistas han sido acusados de varios cargos relacionados con actividades terroristas.

"Lucho por la libertad de mi nación, Jammu y Cachemira, y nuestro movimiento pacífico es legítimo y en concordancia con la ley local e internacional. Una Cachemira libre es mi sueño y mi pasión, y si preguntar por la libertad es un crimen, entonces confieso haberlo cometido y acepto también las consecuencias", dijo Malik ante un tribunal antiterrorista de la capital india el pasado 18 de abril, según un comunicado del Movimiento para la Liberación de Jammu y Cachemira (JKLF).

"Me esforzaré por esta causa hasta mi último aliento", añadió.

Nacido en 1966, fue uno de los pioneros en la lucha armada pero abandonó la violencia en 1994. Malik es uno de los cientos de líderes y activistas cachemires detenidos en su mayoría después de la retirada del estatus de semiautonomía en agosto de 2019.

Numerosos comercios en varias partes de Srinagar, la principal ciudad de la Cachemira india, amanecieron este miércoles cerrados en protesta por la condena, aunque el tráfico circulaba con normalidad a pesar de la presencia de fuerzas paramilitares, afirmaron a Efe fuentes locales que pidieron el anonimato.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.